miércoles 25/11/20

Botella no se plantea el caso de la niña de Nicaragua por ser un caso límite

Ana Botella visitó ayer en Vallecas el centro asistencial de la asociación Amigos del Deficiente
Ana Botella visitó ayer en Vallecas el centro asistencial de la asociación Amigos del Deficiente
La esposa del presidente del Gobierno y número tres de la lista del PP para la Alcaldía de Madrid, Ana Botella, no tiene un criterio definido sobre el caso de la niña nicaragüense de nueve años que fue sometida a un aborto terapéutico tras quedar embarazada tras una violación. En una entrevista en la Cadena COPE, y tras preguntarle qué haría ella si fuera la madre de la niña, aseguró sobre el polémico caso que «es una cuestión tan, tan difícil, que es realmente una situación límite. Es una de esas situaciones límite en las que la vida no te suele poner». El entrevistador le preguntó entonces si precisamente por ser tan límite no quería ni planteárselo y Botellas aseguró: «Prefiero ni planteármelo». La Red de Mujeres contra la Violencia entregará el próximo miércoles 5 de marzo en la sede diplomática del Vaticano en España el total de firmas de apoyo a la campaña «Yo también quiero ser excomulgada/o», puesta en marcha por esta organización para denunciar la excomunión impuesta por la Iglesia católica en Nicaragua a todos aquellos que apoyaron la interrupción del embarazo de la menor que fue violada. Botella aseguró aseguró esforzarse por mantenerse anclada en la realidad, aunque es más difícil hacerlo desde La Moncloa. «No voy al mercado aunque voy al cine y al teatro», dijo en la Cadena Cope. En cuanto a sus programa en caso de que su partido ganara las municipales, aseguró que daría prioridad a las personas mayores, la inmigración y la mujer. «Yo piso el mundo real sin intermediarios. No voy al mercado, pero voy al cine, al teatro, ando por la calle y he viajado en todo tipo de transporte público», dijo la esposa del presidente. Preguntada sobre una de las cuestiones más candentes de la actualidad, el conflicto de Irak, la mujer del presidente dijo que estaba totalmente de acuerdo con la posición del Gobierno aunque matizó que «si no lo estuviera, no lo diría». «No me manifestaría en contra de un asunto en el que mi marido mantuviera una posición pública», argumentó. En relación a los asuntos sociales, de los que se ocuparía en Madrid en el caso de que el PP ganara las elecciones, manifestó que sus prioridades son «las personas mayores, la inmigración, la prevención de menores y la ayuda a las mujeres a través de la inserción laboral».

Botella no se plantea el caso de la niña de Nicaragua por ser un caso límite