martes. 29.11.2022

Compañía, buenas vibraciones, alegría... son algunas de las sensaciones que expresaron Luismi, Geno, JJ, Ángel, Olga, Chari, Adolfo y Esther tras la sesión del bingo de habilidades de la perra Ada. También valoraron el esfuerzo del animal por lo mucho que ha tenido que trabajar para aprender a hacer las piruetas y saltar. Lo más sorprendente para la educadora de las personas con discapacidad por enfermedad mental que participaron en la jornada «es que están todas a lo que hay que hacer» y esto para el centro residencial de Alfaem «es un logro muy importante». El cambio en la relación con los animales ha sido espectacular. Esther reconoce que ·la primera vez dije que no. No sabía lo que hacía. Es maravilloso»

Buenas vibraciones
Comentarios