martes 19/10/21
Pandemia

La caída de la incidencia acumulada en Castilla y León se frena

El descenso de la incidencia acumulada en el conjunto de Castilla y León se ha frenado en la última semana y las variaciones que se han producido han sido mínimas, sobre todo en lo relativo al registro a 7 días, que apenas ha caído cuatro puntos desde el pasado lunes y se mantiene en el entorno de los 50 casos por 100.000 habitantes, mientras que a 14 días la tasa es este lunes de 107 casos por 100.000 frente a los 127 de hace una semana.

Los últimos datos actualizados en el portal de Situación epidemiológica del coronavirus en Castilla y León muestran la tendencia a la estabilidad en la curva de la incidencia acumulada, con descensos mucho más contenidos que los de hace unas semanas.

Mientras tanto, sigue también un descenso leve la tasa de ocupación de las unidades de cuidados críticos por pacientes de COVID en los hospitales de la Comunidad, que se sitúa en el 29,8 por ciento, con cinco provincias --Avila, Burgos, León, Salamanca y Zamora-- por debajo del 25 por ciento.

La incidencia acumulada a 7 días en Castilla y León muestra ya una estabilización, pues en las últimas jornadas apenas se ha reducido y lleva cuatro días en torno a los 51 casos por 100.000 habitantes.

Por provincias, Soria sigue con la tasa más elevada y pese a un ligero repunte este fin de semana ha vuelto a situarse por debajo de 125 casos por 100.000 y, por lo tanto, fuera del nivel de riesgo más alto con 119 casos.

Le sigue Burgos, con 78 casos por 100.000; Palencia, con 55 casos; León, con 53; Segovia, con 49; Salamanca, con 46; Valladolid, con 42; Zamora, con 18 y Avila, con 13 casos.

En el caso de la incidencia acumulada a 14 días, todavía se percibe una tendencia a la baja y de hecho en la última semana ha pasado de 127 casos por 100.000 el pasado lunes a 107 hoy.

Soria es también la provincia con mayor incidencia a 14 días, con 280 casos por cada 100.000 habitantes; y le siguen Burgos, con 175 casos; León, con 112; Palencia, con 103; Salamanca, con 93; Valladolid y Segovia, con 87; Zamora, con 37 y Avila con 34 casos por cada 100.000 habitantes.

En cuanto a la ocupación de las UCI por pacientes de COVID-19 la menor tasa corresponde a las provincias de León y Zamora, con un 21 por ciento en ambos casos; Seguida por Salamanca, con un 21,6 por ciento; Avila con un 22,2 por ciento y Burgos, con un 24,7 por ciento.

Por encima del 25 por ciento siguen Palencia con un 36,1 por ciento; Valladolid, con un 38,1 por ciento; Segovia, con un 41,9 por ciento y Soria, con un 52 por ciento.

La caída de la incidencia acumulada en Castilla y León se frena
Comentarios