jueves. 01.12.2022

Las cajeras toman el mando en Villaquilambre

Cristina Vidales, empleada de supermercado, recibe los atributos y el bastón municipal como Águeda de Honor
                      Cristina Vidales, con el bastón de mando de Villaquilambre, en el paseo de las Águedas. RAMIRO
Cristina Vidales, con el bastón de mando de Villaquilambre, en el paseo de las Águedas. RAMIRO

Las otras heroínas de la pandemia, las que estaban en la caja, reponiendo las estanterías o detrás del mostrador, fueron ayer recompensadas del olvido institucional en la festividad de las Águedas en Villaquilambre. Cristina Vidales, trabajadora de Mercadona desde hace 21 años, fue elegida como Águeda de Honor en representación del colectivo.

«Es un honor y un placer representar aquí a mis compañeras y compañeros», dijo tras la escenificación de su nombramiento con la imposición de la medalla, la cinta de águeda, la banda de Águeda de Honor y el bastón de mando municipal que le entregó el alcalde, Manuel García.

«Vivimos días muy duros y de mucho sacrificio. Pero ha tenido su recompensa y entre todos, poco a poco, vamos a salir de adelante», dijo la Águeda de Honor en una breve alocución. Luego recordaría los días de las largas colas en los que se agotaban los productos y los agobios vividos en los días previos a la declaración de la pandemia y durante el confinamiento.

Un esfuerzo que cayó en el olvido. «Estuvimos dando la cara, pero a la hora de las vacunas no nos tuvieron en cuenta» como grupo de riesgo. Pero Cristina Vidales no es amiga de lamentos. «Es un honor, cuando todos te han olvidado, que ahora nos lo reconozcan de esta manera».

La concejala de la Mujer, Carmen Olaiz, hizo un repaso de los logros de las mujeres, que en los últimos cien años han pasado de una situación «casi medieval a la que goza hoy» sin que aún se hayan conseguido todas las metas. Señaló que la Águeda de Honor representa a un colectivo que durante el estado de alarma formó parte de los servicios esenciales. «Han sido unas heroínas», resaltó. «Os volvemos a aplaudir y siempre os estaremos muy agradecidas», señaló la concejala.

El alcalde, Manuel García, reivindicó el valor de esta celebración como parte del patrimonio inmaterial de los diez pueblos del municipio. Resaltó que «cuando las mujeres se unen tienen fuerza para alcanzar todo aquello que se propongan» y señaló que el compromiso municipal con las mujeres «es sinónimo de calidad y buen hacer».

Las cajeras toman el mando en Villaquilambre
Comentarios