sábado 5/12/20
Toque de queda

Calles vacías de diez de la noche a seis de la mañana desde hoy

Toque de queda en Castilla y León. A partir de las seis de la mañana de hoy los habitantes de León, San Andrés del Rabanedo y Ponferrada pueden moverse libremente por todo el territorio excepto de diez de la noche a seis de la mañana durante al menos 14 días. El resto de las medidas siguen vigentes.
El presidente de la Junta, Fernández Mañueco, conversa con Salvador Illa, ayer. NACHO GALLEGO
El presidente de la Junta, Fernández Mañueco, conversa con Salvador Illa, ayer. NACHO GALLEGO

A partir de las seis de la mañana de hoy queda sin efecto el confinamiento perimetral en León, San Andrés y Ponferrada, por lo que se podrá salir y entrar libremente por estos territorios, pero a las diez de la noche entra en vigor un toque de queda que durará hasta las seis de la mañana. El objetivo de la Junta de Castilla y León es limitar las reuniones y contactos sociales, «el mayor foco de contagios». El resto de las medidas decretadas hasta ahora referidas a aforos, distanciamiento físico, mascarillas y tabaco quedan como estaban y no se modifican hasta que la Junta dicte la norma que traspondrá los acuerdos del último Consejo Interterritorial de Salud, que homogeneizan las medidas que hay que aplicar en función de un sistema de alertas que actualmente sitúa a Castilla y León en «riesgo extremo», el máximo previsto.El toque de queda tiene una duración de catorde días.

El toque de queda en Castilla y León llega en un día en el que los contagios de coronavirus crecen exponencialmente. León capital acabó el día de ayer con una indicencia de 820 casos por 10.000 habitantes en los últimos catorce días, un 50% más que en las dos semanas anteriores. En el área sanitaria de León la incidencia estaba ayer en 766 casos (un 48% más) y en la del Bierzo en 518 (un 60% más).

El toque de queda se aprobó ayer en un Consejo de Gobierno Extraordinario convocado por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y materializado en una Orden publicada hoy en el Boletín Oficial.

La Junta se apoya en la Ley de Salud Pública y en el resto de normas que han ido amparando hasta ahora medidas como los confinamientos perimetrales, pero sobre todo se sustenta en la «urgentísima necesidad» de frenar los contagios en el ámbito doméstico y en que no se puede «perder ni un día más», como la calificó ayer el vicepresidente Igea tras la reunión.

La orden prevé que el toque de queda se extienda al menos hasta el viernes, 6 de noviembre, aunque está pendiente de su ratificación por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. El Ejecutivo autonómico ha aducido «motivos muy graves de salud pública» para tomar esta decisión. «No tiene sentido» plantear este tipo de medidas a partir de media noche —como ha hecho la Comunidad de Madrid—, ya que el problema actual es que «la gente se va del restaurante a su casa».

«Estábamos desplazando el ocio de los locales de hostelería a los domicilios. Eso hay que evitarlo y para evitarlo la hora tiene que ser temprana, si no no tiene mucho sentido», argumentó. La Junta de Castilla y León ha preferido dictar una orden para agilizar los plazos de aplicación del toque de queda, ya que la fórmula de la petición del estado de alarma a la que han recurrido otras autonomías supondría esperar a una nueva reunión del Consejo de Ministros.

«El desasosiego en la gente lo genera que estemos mirando a las nubes y no tomando decisiones», resumió el vicepresidente.

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anunció la medida por la mañana tras su encuentro en Valladolid con el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Con la orden decan también los confinamientos perimetrales de Miranda de Ebro y Aranda de Duero (Burgos), Pedrajas de San Esteban y San Pedro Latarce (Valladolid).

Medidas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, confirmó ayer tras la reunión con Mañueco que el Gobierno sigue estudiando la medida del toque de queda para limitar la movilidad nocturna que ya han pedido varias Comunidades, y que también están buscando los apoyos que garanticen que se podría prorrogar el estado de alarma, si finalmente esta es la cobertura jurídica necesaria para poner en marcha esta medida, como sostiene el Gobierno.

«Es muy importante que si esta medida tiene que prorrogarse, contemos con los apoyos claros para poderse extenderse», ha explicado durante la rueda que ha ofrecido en Valladolid junto al presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

El ministro de Sanidad respaldó la decisión de la Comunidad de establecer esta limitación de la movilidad durante la noche y ha defendido que se están tomando «medidas drásticas» para reducir la curva de contagios.

«Se está actuando de forma contundente, con determinación, estas medidas cuentan con el apoyo del Gobierno y son proporcionadas a la situación epidemiológica, si avanzamos con estas medidas evitaremos otras más drásticas como las que se produjeron en marzo o abril», manifestó.

El Gobierno estudia adelantar la decisión sobre un estado de alarma con toque de queda unificado en todo el territorio nacional.

Calles vacías de diez de la noche a seis de la mañana desde hoy
Comentarios