lunes 21/6/21

«El cambio vino al tener que estar con los niños»

Ana Prieto, madre de dos niños pequeños, cuenta que el confinamiento fue duro, aunque tuvo suerte porque se pudo adaptar más fácilmente por su situación con su empresa.

«Antes de la pandemia, yo teletrabajaba ocasionalmente, por lo que la adaptación durante el periodo de aislamiento fue más sencilla. Creo que en mi caso influye el hecho de pertenecer a una corporación de las TIC, aunque el problema vino con que ahora no estaba sola (cuando teletrabajaba) sino que tenía que cuidar a mis hijos a la vez. Antes ellos comían y pasaban el día en la guardería (mi hijo) y en el colegio (mi hija), pero el primer cambio fue tener que estar todo el día pendiente de ellos durante mi jornada laboral. No obstante, tuve suerte porque mi pareja tuvo teletrabajo en el mismo periodo y lo hicimos como pudimos – muchas veces con turnos de trabajo, cuidado y descanso— y nos tuvimos que adaptar a las necesidades del otro, fue muy complicado», afirma.

Esta joven leonesa y residente en Valladolid, señala que a pesar de la preparación de su empresa, su productividad bajó. «Extraoficialmente mi jornada laboral estaba reestructurada anteriormente para compatibilizar el cuidado, pero durante el confinamiento fue difícil poder concentrarme y muchas veces solo podía estar disponible para el cuidado de mis hijos», señala Prieto.

Además, esta madre afirma con preocupación que a día de hoy continúa sin saber nada sobre la vuelta al cole de sus niños. «No se cómo serán las cosas en el colegio de mi hija ni en la guardería de mi hijo. La verdad que esto me causa bastante estrés».

En cuanto a la figura de los abuelos, Ana Prieto subraya la importancia que tienen en la crianza. «Cuando terminó el confinamiento los benditos abuelos de mis hijos se hicieron cargo de ellos, a pesar de los riesgos para poder ayudarnos»,

Prieto quiere animar a las empresas a confiar más en el teletrabajo como medida de conciliación. «Me gustaría alentar a las empresas. Aunque en España no esté muy extendido, esta medida puede ser un alivio», concluye.

«El cambio vino al tener que estar con los niños»
Comentarios