domingo 22.09.2019

La carne con listeria llega a Castilla y León

La Consejería de Sanidad activa una alerta sanitaria al detectar una partida en la provincia de Segovia.

El brote se cobra una vida en Andalucía y ya hay 166 personas afectadas y dos nuevos en estudio en Barcelona

La Consejería de Castilla y León activó ayer la alerta rápida alimentaria tras detectar que un establecimiento de San Rafael, en Segovia, recibió una partida de carne contaminada con listeria. La Consejería confirma que la empresa recibió cuatro envíos de producto de la marca ‘La Mechá’, de los que tres están afectados con la bacteria y fueron elaborados con posterioridad al mes de mayo.

La Junta pide a la ciudadanía que pueda tener en sus casas un envase de carne mechada de la marcha se abstengan de consumirlo y, si ya lo han hecho y tienen algún síntoma, acudan a su centro sanitario. La directora general de Salud Pública de Castilla y León, Carmen Pacheco, hace un llamamiento a la tranquilidad y recuerda que los síntomas son leves y se presentan como un cuadro gripal acompañado de vómitos y diarreas. La Consejería de Sanidad confirma que, de momento, no consta ningún afectado por este lote en Castilla y León.

Primer fallecimiento

El riesgo está en las personas con enfermedades de riesgo. Es el caso de la primera víctima, una mujer de 90 años de Andalucía. La fallecida había consumido carne mechada de la marca y formaba parte del grupo de riesgo de la enfermedad,según explicó ayer el director de la unidad de infecciosos del hospital Virgen del Rocío de Sevilla y portavoz de la Junta de Andalucía en esta crisis alimentaria, José Miguel Cisneros. La fallecida ingresó en la UCI del Virgen del Rocío el pasado 15 de agosto con un estado de salud deteriorado, ya que llevaba varios días con síntomas de listeriosis. La Junta de Andalucía confirma 114 casos de listeriosis, 34 más que el día anterior, aunque la cifra de hospitalizados ha bajado a 53, tres menos que el lunes, de los que 18 son embarazadas y dos bebés recién nacidos.

La Agencia de Salud Pública de Cataluña (Aspcat) recibió ayer una sospecha clínica de dos personas que podrían estar afectadas por listeriosis y que estarían relacionadas con el brote ocurrido en Andalucía por el consumo de carne mechada.

Son dos personas de una misma familia residentes en la Cataluña central que recibieron hace unos días la visita de otro familiar procedente de Sevilla. Éste les trajo carne mechada de la misma marca causante de los casos en Andalucía y los tres la consumieron, según informa la Generalitat.

La OCU pide responsabilidades

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) exigió ayer responsabilidades a la empresa sevillana Magrudis, que comercializa la carne , por los daños causados a los afectados. La OCU recomienda a las personas afectadas que acudan a su centro de salud o centro hospitalario de urgencias para solicitar un informe médico con el que podrán presentar su reclamación a la citada empresa «como titular o causante del daño».

Una reclamación en la que deben adjuntar copia de la factura de compra de la carne y del informe médico citado. Recuerda, además, la obligación de las autoridades sanitarias de la Junta de Andalucía de sancionar a la empresa responsable por una conducta constitutiva de infracción administrativa en materia de seguridad alimentaria por infracción del artículo 49 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (LGDCU) al haber causado un riesgo para la salud.

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, advirtió ayer de que pueden aparecer nuevos casos de listeriosis debido a que esta enfermedad tiene un período de incubación muy variable, dependiendo de las condiciones de cada persona, sus defensas y la cantidad de germen que contenga la carne ingerida.

La titular de Sanidad insiste en que esta enfermedad «no se contagia, sino que la contaminación es «por ingestión del alimento contaminado», por ello ha pedido a las personas que hayan podido comprarlo que lo tiren y que en caso de que lo hayan comido y tengan algunos síntomas que vayan al médico.

La carne con listeria llega a Castilla y León