lunes 1/3/21
Sobre el decreto sanitario

Casado, a los sindicatos: "No queremos un acuerdo unilateral sino consensuado e incentivado"

casado
La consejera de Sanidad, Verónica Casado. NACHO GALLEGO

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha vuelto a tender la mano a los sindicatos para llegar a un acuerdo "consensuado", y no unilateral, e "incentivado" a la hora de regular las prestaciones obligatorias de los sanitarios en lo que la Comunidad esté en fase tres o cuatro de alerta por covid.

En sus comparecencia en las Cortes este martes para analizar la evolución de la pandemia, Casado, ha insistido en que el decreto del presidente de la Junta del pasado sábado para abordar esta cuestión es un marco similar al que acordó el Gobierno central durante la primera ola, con el estado de alarma.

En la primera ola esa herramienta jurídica para poder regular esas medidas obligatorias recayó en el Ministerio de Sanidad, que ahora, sin ese estado de alarma, recae en las Comunidad, en este caso en el presidente de la Junta.

Casado ha insistido en que es un marco legal, y no un obstáculo, que permite a la gerencia seguir negociando para abordar cuestiones como la modificación de las guardias médicas, flexibilizar la jornada y el trabajo no presencial o la prestación a tiempo parcial del personal.

El portavoz del PSOE en Sanidad, Diego Moreno, ha criticado la "alevosía y nocturnidad" del decreto, aprobado un viernes y publicado el sábado cuando el lunes se había quedado para negociar con los sindicatos, que lo han rechazado unánimemente y han pedido su retirada.

Moreno ha sostenido que "no se puede negociar con una pistola en la mano, con una espada de Damocles" que es ese decreto, que "criminaliza y chantajea a los sanitarios", a los que de manera injusta la Junta "por un lado se alaba por su trabajo y por otra se apuñala por la espalda con prestaciones obligatorias que suspenden parte de sus derechos".

"Está claro que hay que hacer cosas" y si no se puede con "el mecanismo de la voluntariedad" hay que incentivar, ha defendido Moreno, quien ha pedido a la Junta que "cambie su manera de ver las cosas", baje a la tierra y llegue a acuerdos.

Desde el PP, su portavoz en Sanidad, Alejandro Vázquez, no ha dudado de que se llegará al consenso si hay que tomar medidas, del que no ha dudado, dado el "talante" tanto de la consejera como del presidente de la Junta.

"No queda más remedio que tomar decisiones", para adoptar medidas en determinadas áreas de salud, como de la que el procede, la de Burgos, "que no nos gustan pero que se necesitan para mantener la asistencia".

Casado ha rechazado que haya habido nocturnidad o alevosía, ya que se trata de una herramienta, el decreto, similar a la que aplicó el Ministerio en la primera ola, que faculta para seguir negociando, y con la que no hubo ningún problema, y ha observado que hay otras cuatro comunidades que han dictado normas similares.

La titular de Sanidad ha explicado que el decreto no supone nada, ya que requiere una orden de desarrollo, y ha confiado en que se logre todo de manera voluntaria y "habrá que ver como se remunera eso".

Casado ha insistido en la falta de personal y en que las bolsas de trabajo están vacías, en el caso de médicos y enfermeras, y ha sostenido que se trata de un problema complejo que no tiene fácil solución.

Hay que ver el personal que hay por encima de plantilla para hacer el mejor numero de contratos que sean dignos, ha reflexionado, y ahí entra que cuando una persona lleva dos años en esa situación hay que hacerle fijo, con lo que puede suponer que "algún joven se ponga por delante de algunos que llevan más tiempo en determinadas partes", por lo que la Junta defiende que el concurso de traslados y la oposición como mejor forma de "fidelizar y dignificar" la profesión.

Casado, a los sindicatos: "No queremos un acuerdo unilateral sino consensuado e...
Comentarios