viernes 22/1/21

Castilla y León decidirá la desescalada por provincias

La hostelería de Segovia y Ávila puede abrir desde hoy con restricciones

La hostelería, los centros comerciales y los gimnasios de las provincias de Segovia y Ávila podrán abrir a partir de hoy con las restricciones marcadas antes de que se aprobara el cierre generalizado en toda la Comunidad el 6 de noviembre. Son las primeras provincias en salir de las restricciones que establece el máximo nivel de riesgo de la evolución de la pandemia, pero la Junta decidirá cada jueves la modificación de las restricciones. Lo hará por provincias y, como en el caso de León, tendrá en cuenta la excepcionalidad de área sanitaria del Bierzo. Así lo dijo el vicepresidente de la Junta, Juan Francisco Igea, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno donde anunció que la incidencia de covid en Segovia y Ávila favorecen la apertura que, en el caso de los bares, será con actividad en terrazas, con barras cerradas y aforos previos a la clausura, al igual que en centros comerciales y deportivos.

Al levantamiento de las restricciones para la hostelería y los centros comerciales se suma el confinamiento perimetral. Se da la circunstancia de que Segovia y Ávila quedan así aisladas sin que ningún otro habitante de otras provincias de la Comunidad puedan entrar ni los vecinos de estas provincias puedan salir de allí.

En la desescalada de la Junta la movilidad sólo será posible entre provincias que se encuentren en el mismo nivel de alerta.

El vicepresidente no descartó la posibilidad de mantener las restricciones en algunos municipios concretos en el caso de que la incidencia sea muy elevada con respecto al resto de la provincia, aunque, en principio, la referencia será la unidad provincial.

Vigilancia
La Junta estará vigilante para que si las medidas se relajan y aumentan los caso volver a reescalar

«Cuando una provincia esté niveles diferentes se perimetrará para evitar trasvases de incidencia de unas provincias a otras», señaló. Defendió que el control de la movilidad es esencial porque «el virus viaja con la gente» y «si hay movilidad entre zonas de incidencia diferente se transporta».

Del mismo modo, el vicepresidente ha informado además que ahora se irán levantado restricciones de forma semanal y de acuerdo con los niveles establecidos en el «semáforo» nacional y que marcan incidencias inferiores a 400 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días y de 200 en los últimos siete, con unos niveles de hospitalización que lo permitan.

«Cada semana se anunciarán medidas de acuerdo calendario para que todos los sectores sepan que va a suceder cada fin de semana», ha avanzado Igea, quien ha defendido que las medidas adoptadas en la Comunidad han tenido efecto, por lo que aboga por mantener el toque de queda a las 22.00 horas y el cierre perimetral de la Comunidad.

Por último, el vicepresidente ha asegurado que entiende la «desesperación» de los sectores más afectados y ha garantizado que se está trabajando para «paliar» ese sufrimiento y «preservar la salud».

Igea reconoció que, pese a este levantamiento de las restricciones, la situación de Castilla y León, que es la autonomía con el nivel de casos covid por habitante más elevado de España con la referencia de las dos últimas semanas, «no está exenta de riesgo» y se puede reproducir el problema de los contagios y la hospitalización, por lo que ha asegurado que estarán pendientes de los datos para proteger la salud. «Que nadie tenga ninguna duda», dijo sobre la posibilidad de reescalar medidas restrictivas.

Castilla y León decidirá la desescalada por provincias