miércoles 30/9/20

Castilla y León pide "herramientas" para aislar núcleos sin depender del juez

La Junta de Castilla y León ha reclamado este jueves al Gobierno que ejerza un "liderazgo" para afrontar el coronavirus y dote de "herramientas" a las comunidades autónomas para poder "tomar decisiones" contra los contagios de forma homogénea, en referencia a los posibles aislamientos de municipios, sin estar a expensas de la autorización judicial.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, ha asegurado que el Ejecutivo autonómico "no puede luchar contra el virus si no tiene una herramienta eficaz" que permita tomar "resoluciones rápidas y fiables, basadas siempre en criterios epidemiológicos, pero lo suficientemente ágiles para impedir la propagación".

Sin embargo, ha garantizado que "si no es así" y el Gobierno no dota a las autonomías de estas herramientas, la Junta ya trabaja en posibles "cambios legales para intentar facilitar la toma de decisiones", aunque Igea ha dicho que esto es compatible con el respeto de la Junta hacia la Justicia y al hecho de que acatarán las resoluciones de los jueces.

El representante de la Junta ha recalcado que lo que pide al Gobierno es una herramienta "legal", por lo que ha rechazado las críticas que puedan surgir en el sentido de tratar de eludir el control judicial de las actuaciones, ya que ha insistido en que la Justicia "nunca es una amenaza, sino una garantía".

Con estas palabras, el vicepresidente ha reconocido que se refiere a la imposibilidad de tener que ir resolviendo una a una las posibles solicitudes de confinamiento o aislamiento de municipios en función de los criterios epidemiológicos, como ha ocurrido en el caso de Aranda de Duero, sobre cuya prolongación del aislamiento deberá pronunciarse entre hoy y mañana el juez que ha pedido más datos sobre la demanda de siete días más de la Junta.

Tanto el vicepresidente como la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha insistido en que el periodo de 14 días que pidieron de aislamiento para Aranda de Duero y que fue reducido a 7 días por el juez, "no es baladí", ya que responde al tiempo en el que se puede analizar si el aislamiento da resultados por coincidir con el periodo de incubación del virus.

Igea ha avisado al juez de Aranda de que se trata de un "argumento sanitario", ya que "no hay forma humana de saber si has conseguido el efecto" que se perseguía con el aislamiento del municipio.

Por este motivo, ha alertado de que en caso de que el juez no vea un "riesgo suficiente" y decida suspender la medida de aislamiento mañana se verá "qué es lo que ocurre": "cada uno es responsable en esta vida de las decisiones en su ámbito, en el ámbito de la justicia es el juez y será el quien determine si en esta situación el riesgo es suficiente o no para mantener esta medida y será su responsabilidad".

"Como no puede ser de otra manera, tenemos que someternos a la decisión judicial y si decide suspender, nosotros no tendremos otra solución que acatar e intentar en la medida de lo posible poner todos los medios, como estamos poniendo, a disposición de la población para intentar contener la enfermedad", ha resumido.

Castilla y León pide "herramientas" para aislar núcleos sin depender del juez