jueves 02.07.2020

China avisa de otro virus con riesgo de pandemia

Los científicos encuentran una nueva cepa de gripe aviar en cerdos asiáticos Confinada la ciudad británica de Leicester
Una mujer pasea delante de un mural de agradecimiento a los sanitarios en Leicester. NEIL HALL/EFE
Una mujer pasea delante de un mural de agradecimiento a los sanitarios en Leicester. NEIL HALL/EFE

Por si el coronavirus no nos ha puesto ya contra las cuerdas, un grupo de científicos chinos ha descubierto un nuevo tipo de gripe porcina que es capaz de desencadenar otra pandemia. La nueva cepa surgió recientemente, la transportan cerdos, pero puede infectar a los humanos, que carecerían de escasa inmunidad.

«Posee todas las características esenciales de estar altamente adaptado para infectar a los humanos», dicen los científicos de universidades chinas y del Centro de Control y Prevención de Enfermedades del gigante asiático. Sobre todo, advierten, existe el riesgo de que los virus pasen de animales a humanos en las áreas más pobladas de China, donde millones de personas viven cerca de granjas, mataderos y mercados húmedos que no pasan los controles sanitarios adecuados.

El nuevo estudio se centra en un virus de la gripe denominado G4, que desciende genéticamente de la cepa H1N1, una vieja conocida que ya provocó una pandemia en 2009, causando la muerte de entre 150.000 y 500.000 personas en todo el mundo. La nueva cepa de gripe es similar a la gripe porcina de hace 11 años, pero con algunos cambios. Según el informe, tiene además una combinación única de tres linajes: uno similar a las cepas encontradas en aves europeas y asiáticas, la cepa H1N1 que causó la pandemia de 2009 y una H1N1 norteamericana que tiene genes de los virus de la gripe aviar, humana y porcina.

Sin inmunidad
Alertan de la facilidad de saltar a humanos en áreas asiáticas que viven junto a granjas y mataderos

«La variante G4 es especialmente preocupante porque su núcleo es un virus de influenza aviar, al que los humanos no tienen inmunidad, con fragmentos de cepas de mamíferos mezclados en humanos», explican.

En la lucha contra la pandemia actual del Covid, el Gobierno británico dispuso ayer el confinamiento de la ciudad de Leicester debido al aumento de los casos, mientras que en el resto de Inglaterra se mantiene la desescalada programada. Los comercios que venden artículos no esenciales y las escuelas permanecerán cerrados, en tanto que el plan para reabrir este sábado, 4 de julio, bares y restaurantes en Inglaterra quedará suspendido en Leicester, una ciudad con unos 400.000 habitantes.

Este es el primer confinamiento a nivel local desde que el Gobierno empezara este mes con la lenta suavización de las restricciones de movimiento impuestas a finales de marzo para contener la pandemia del coronavirus en el Reino Unido. El 10% de todos los casos positivos de coronavirus en Inglaterra en la última semana corresponden a Leicester, según informó anoche en el Parlamento el ministro de Sanidad, Matt Hancock.

China avisa de otro virus con riesgo de pandemia