sábado 16/10/21
Estrategia Española de Ciencia

La ciencia tendrá el 2% del PIB

El Gobierno duplica los recursos en la estrategia estatal para el periodo 2021-2027

Duque asegura que hace falta más inversión para «una recuperación sostenible»

Pedro Duque ayer tras la reunión del Consejo de Ministros. JUAN CARLOS HIDALGO

El Gobierno aprobó ayer la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación, que fija como objetivo principal el de duplicar, en los próximos siete años, los recursos públicos y privados que se destinan a esas áreas hasta alcanzar —en 2027— el 2,12 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

La Estrategia, que se desarrollará entre 2021 y 2027, ha sido aprobada por el Consejo de Ministros y se remitirá al Congreso de los Diputados para su tramitación parlamentaria, ha explicado el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Gabinete.

«Existe un amplio consenso en que la inversión en ciencia e innovación de España tiene que aumentar para asegurar una recuperación sostenible y para asegurar el futuro de las siguientes generaciones y estar preparado para lo siguiente que venga. Esta Estrategia nos muestra el camino. El momento es ahora y el compromiso del Gobierno es firme y fiable», ha subrayado.

El documento, resultado de «múltiples reuniones», es «un ejercicio de todos» los agentes del sistema español de I+D+i (empresas, sociedades científicas, administraciones públicas, y sociedad civil) y, sumado al Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación que se aprobó en julio con una inversión directa de mil millones de euros en 2020 y 2021, «sienta las bases para el futuro de la ciencia», según Duque.

La Estrategia plantea un aumento gradual de los recursos para la ciencia hasta alcanzar la media europea (2% del PIB, frente al 1,2% invertido en 2018) con el objetivo de generar un tejido productivo más innovador y dinámico, mejorar la competitividad y la calidad del empleo y garantizar la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social. Para ello, plantea la necesidad de alcanzar un Pacto de Estado para impulsar la I+D+i, que involucre a los gobiernos central y autonómicos y se traduzca en una apuesta «contundente» e «imprescindible» por la ciencia, tras una década de disminuciones presupuestarias y de dificultades administrativas. El ministro ha explicado que la Estrategia se aprueba ahora porque la anterior (2012-2020) finaliza su vigencia y porque la pandemia «es un momento apropiado para ponerlo todo negro sobre blanco con las prioridades».

La ciencia tendrá el 2% del PIB