sábado. 28.01.2023
Los vehículos que ofrecen alternativas al combustible clásico están muy presentes en el Salón del Automóvil de Detroit, a pesar de que hasta el momento la demanda sigue siendo marginal en Estados Unidos. Con sus modelos de inminente aparición en el mercado o aún en la fase de diseño, varios fabricantes hacen votos para que el automóvil emita gases limpios en un futuro relativamente cercano. Esos modelos, que van desde el motor diésel limpio hasta el vehículo equipado con un panel solar en el techo (proyecto Bevel de Nissan), pasando por los híbridos que funcionan en parte con combustible clásico, están dirigidos al 1,5% de un mercado de 16,6 millones de unidades vendidas en Estados Unidos en el 2006, según la firma JD Power. General Motors (GM), un peso pesado en el mercado, presentó su prototipo de coche eléctrico, el Chevrolet Volt, que permite «recargar su vehículo durante la noche». El automóvil promete una mayor autonomía que la que tienen los actuales modelos comercializados «para reducir nuestra dependencia del petróleo», según GM, que pretende superar las tecnologías de los líderes del mercado, los japoneses Toyota y Honda. A pesar de que el fabricante de Detroit parece orientarse finalmente hacia los vehículos limpios, algunos analistas siguen siendo escépticos. «Es un buen proyecto, pero la cuestión es cuándo producirá GM ese tipo de vehículos», dice Tom Libby, de JD Power Associates. GM reconoce que aún existe un problema técnico con las baterías. En lo que concierne a los consumidores, la demanda no ha estallado aún. Las motivaciones de un estadounidense para comprar un vehículo limpio no son una preocupación por un medio ambiente más verde.

Los coches limpios son las estrellas en el Salón del Automóvil de Detroit
Comentarios