viernes 7/8/20

Una comarca de Lugo con 71.000 vecinos, segunda zona confinada

El origen del brote está en la noche de San Juan, ya que la mayoría son jóvenes entre 20 y 25 años Huesca teme que el rebrote de Lleida alcance a las comarcas lindantes
Vuelven las pruebas masivas y los circuitos al hospital. ELISEO TRIGO
Vuelven las pruebas masivas y los circuitos al hospital. ELISEO TRIGO

El repunte de casos de coronavirus registrado en la comarca lucense de A Mariña, después de que se hayan detectado hasta el momento 106 positivos (de los que 99 siguen activos), obligó este domingo a la Xunta de Galicia a cerrar desde esta medianoche y durante los próximos cinco días los accesos a la zona. Ese fue el mensaje que hizo llegar por la mañana el consejero de Sanidad de la comunidad, Jesús Vázquez Almuiña, vía telemática, a los alcaldes de la zona.

Durante este periodo de cuarentena se permitirá a los 71.000 vecinos que residen en los 14 municipios afectados que se desplacen libremente por el interior de la comarca, pero se aconseja a sus habitantes que la movilidad sea lo más limitada posible. El aforo en restaurantes y bares se reduce con esta medida al 50% (en el resto de Galicia se permite al 75%) y se restringe su horario de cierre a las doce de la noche, esto también afectará a mercadillos y otras actividades al aire libre. El uso de mascarillas también se hace obligatorio sin excepciones, incluidas playas y piscinas. Y solo se podrá entrar y salir del área acotada por motivos laborales o de fuerza mayor. A los turistas y a los no residentes que se encontraban en la comarca se les dio a elegir este domingo entre marcharse o someterse a la cuarentena como el resto de vecinos.

El origen del brote está relacionado con «el ocio» y, más concretamente, con las celebraciones por la noche de San Juan, según informa la Xunta, ya que los afectados son, en su mayoría, personas jóvenes. La media de edad es de 35 años y la edad más frecuente, de 20. Sin embargo, las autoridades sanitarias consideran que no se ha producido una transmisión comunitaria puesto que los positivos tienen «una relación clara» y se localizan «casi todos» en el ayuntamiento de Burela.

También ayer se contabilizó un brote en Albacete. Un total de 18 personas, vecinas de un mismo edificio de siete plantas de Albacete, se encuentran confinadas desde este domingo después de haberse detectado dos brotes de coronavirus en el inmueble, ubicado en la céntrica calle Paños.

Las comarcas oscenses que lindan con Lleida, La Litera y el Bajo Cinca —que junto con el Cinca Medio y la zaragozana de Bajo Aragón-Caspe retrocedieron a la fase 2 el 22 junio por los brotes de covid-19— miran de reojo, y con cierta intranquilidad, lo que ocurra a partir de ahora en la vecina comarca de Segriá, confinada desde ayer, sin pistas sobre cuándo podrán alcanzar la «nueva normalidad».

Una comarca de Lugo con 71.000 vecinos, segunda zona confinada