martes. 09.08.2022

Sindicatos, asociaciones de padres y madres de alumnos, organizaciones de estudiantes y de docentes, psicólogos y el Teléfono de la Esperanza han impulsado un manifiesto donde piden un mayor cuidado de la salud mental de la comunidad educativa, un colectivo especialmente golpeada en los dos últimos años por la pandemia.

Entre los firmantes para la aprobación de esta iniciativa están la Confederación Católica Nacional de Padres de Familias y Alumnos (Concapa); el Sindicato de Estudiantes; la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres (Ceapa); la confederación estudiantil Canae; la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE); la Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos (Fedadi); el sindicato STES y el Consejo General de la Psicología de España.

Demandas

El manifiesto reclama medidas para favorecer unas condiciones más saludables en los centros que favorezcan el ambiente y el aprendizaje del alumnado.

Entre ellas destaca cubrir rápidamente las bajas laborales de los docentes para evitar la interrupción de la docencia. Además se solicita reducir las ratios de alumnado por profesor para garantizar una atención de calidad así como dimensionar los contenidos de las asignaturas a las posibilidades temporales de impartición y aprendizaje del alumnado, de modo que se evite programar más contenido del que se puede asimilar.

Además de las medidas referentes a los contenidos educativos, también se piden mejoras en la gestión de las emociones y problemas de los estudiantes. Por tanto se ha reclamado garantizar la presencia de personal específicamente cualificado de salud mental a disposición del alumnado.

Además se solicita que las administraciones educativas apoyen de manera decidida el desarrollo del Estudio PsiCE (Psicología en Contextos Educativos), dirigido a prevenir los problemas emocionales en contextos educativos a la vez que se mejora el ajuste emocional y social.

La comunidad educativa, en defensa de la salud mental
Comentarios