sábado 27/2/21
Toque de queda

Confusión ciudadana ante dos órdenes en vigor contradictorias

O la nacional o la autonómica. Esa era la pregunta que se hacía ayer León. La polémica por la colisión de dos órdenes sobre la hora del estado de alarma sembró el caos. Ciudadanía, supermercados y hostelería no sabían a qué atenerse. La Junta dio por zanjada la discusión con el Bocyl y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, desconcertó por su ambigüedad.
La Plaza Mayor después de las ocho de la noche. JESÚS F. SALVADORES

La Junta de Castilla y León dijo ayer su última palabra con la publicación en el Bocyl a primera hora de la mañana de las nuevas medidas para atajar la incidencia del coronavirus, entre la que se encuentra el polémico adelanto del toque de queda a las ocho de la tarde. Pocas horas después, en rueda de prensa, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se mostraba partidario de cambiar las franjas horarias del toque de queda, un acuerdo al que quiere llegar de forma global con todas las comunidades en el consejo interterritorial, pero insistió varias veces en que la única cobertura legal actual sobre la movilidad está en el decreto de estado de alarma del 25 de octubre que establece el toque de queda entre las 22.00 y las 24.00 horas.

Y después, el caos. Toda la sociedad pendiente sin saber a qué atenerse.

Las primeras vacilaciones surgieron en los supermercados. La dirección de Leclerc tomó la decisión de cerrar el centro comercial a las ocho de la tarde. El gerente, Manuel Rilo, se mostró enfadado por la «ambigüedad» provocada ante lo que considera un enfrentamiento entre los gobiernos central y autonómico. «No tengo ni idea de cómo va a ser a nivel sancionador, pero yo he tomado la decisión de cerrar a las ocho. Esta pelea entre los dos gobiernos deja sobre las espaldas de los ciudadanos tomar decisiones sin saber a qué atenerse, sobre todo cuando, como es el caso de Leclerc, hablamos del trabajo de 200 personas y todo el ajuste y la organización de horarios».

Delegado del Gobierno
«Una gran anomalía para las relaciones entre los ejecutivos central y autonómico»

Mercadona, en embargo, mantuvo el horario de cierre en las nueve y media de la noche. «No nos han comunicado nada y mantenemos nuestro horario de cierre habitual hasta que nos den instrucciones más claras».

La Asociación Nacional de Grandes Superficies de Distribución (Andeg), a la que pertenecen El Corte Inglés y Alimerka, entre otros centros, interpreta que el toque de queda a las ocho de la tarde no afecta a las compras de artículos de primera necesidad, por lo que mantuvieron abiertos los supermercados hasta las nueve y media, pero, en el caso del El Corte Inglés, cerró a las ocho el resto de las dependencias comerciales permitidas en las medidas vigentes hasta ayer. Carrefour, por su parte, mantuvo abierto hasta las nueve y media «hasta que se aclare todo, que está muy confuso». El Centro Comercial Espacio León dio instrucciones para que todo el comercio estuviera cerrado a las ocho de la tarde.


 

La disparidad de criterios y normativa entre el Gobierno central y el autonómico generó también incertidumbre en el sector de la hostelería, sobre el que recae de forma reiterada las medidas restrictivas. La mayoría de locales optaron por cerrar en el nuevo horario impuesto por la Junta, aunque algunos situados en el barrio Romántico permanecieron abiertos más allá de las ocho, lo que provocó dos visitas de la Policía Local hasta el cierre definitivo pasadas las nueve de la noche. Los agentes ya habían recorrido por la tarde los barrios más concurridos para informar a los hosteleros de las nuevas normas, que mayoritariamente se cumplieron sin incidentes. La Asociación de Hostelería de León respondió a la pregunta de los asociados que lo conveniente era clausurar los bares a las ocho de la tarde, ya que el alcalde, José Antonio Diez, expresó que hasta que no se revoque el decreto de Castilla y León «habrá que cumplirlo, así que hoy (por ayer) toque de queda a las 20.00 horas».

Comité de expertos
«Los ciudadanos, rehenes desconcertados de políticos rivalizando a ver quién la tiene más larga»

En tono irónico, el propietario de un negocio en la avenida Padre Isla comentó que el adelanto del cierre «casi no es ni necesario, porque con el frío que hace poca gente se anima a salir más tarde». Otro hostelero del Cid reconoció que la idea inicial era bajar la trapa como los otros días, a las diez de la noche, pero que viendo la evolución de los acontecimientos «es mejor no buscar enfrentamientos innecesarios hasta que se aclare que normativa es la válida».

La subdelegación del Gobierno aclaró que la Policía y la Guardia Civil vigilarían «el cumplimiento de la normativa en vigor con criterios de proporcionalidad, informando y orientando al ciudadano sobre las nuevas restricciones», pero sin poner multas el primer día. El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, reconoció que tras su publicación en el Boletín Oficial el nuevo marco temporal del toque de queda «está en vigor», pese a la colisión que observa entre los acuerdos y el decreto del estado de alarma. Izquierdo calificó de «gran anomalía» y un «punto de inflexión» para las relaciones entre los Ejecutivos central y autonómico el hecho de que el presidente de la Junta haya «desoído» al Ministerio de Sanidad. «Es un antes y un después», resumió Izquierdo, sorprendido por que la Junta de Castilla y León no haya seguido el proceder de otras autonomías como País Vasco y Andalucía, que han solicitado al Gobierno adelantar el toque de queda pero no lo han hecho «a la brava».


El Cid, anoche tras el toque de queda. DL

El secretario del Comité de Expertos de Castilla y León, Ignacio Rosell, lamentó que los ciudadanos sean «rehenes desconcertados» de «políticos incapaces de llegar a un acuerdo y rivalizando a ver quién la tiene más larga, o más corta». A través de un mensaje en la red social Twitter, Rosell afirma que esta situación es lo que no necesitaban los ciudadanos «en los días con mayor incidencia de casos de toda la pandemia».

Los políticos

El portavoz del Grupo Popular en las Cortes Raúl de la Hoz, reclama a la oposición y en concreto al líder autonómico del PSOE, Luis Tudanca, lealtad y responsablidad para abordar la pandemia, porque la Comunidad necesita «líderes políticos a la altura de las circunstancias».

El líder del PSOE, Luis Tudanca, por su parte, señala al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, como «único responsable» de buscar el «conflicto contra el Gobiern a sabiendas de que no tiene cobertura legal» y «engañando a los ayuntamientos y la oposición».

Los parlamentarios autonómico y nacionales de Vox de Castilla y León califican de «desproporcionadas» las últimas medidas restrictivas aprobadas por la Junta, que en su opinión «vulnera una vez más la libertad y los derechos fundamentales», en referencia a la movilidad y la libertad de culto y entra en conflicto legal con el Gobierno central.

IU de León denuncia la «política de confusión» hacia la ciudadanía que realiza la administración autonómica. «El hartazgo de la sociedad es notable ante el cambio de decisiones constantes propuestas por Consejería de Sanidad», denuncia por medio de un comunicado el coordinador provincial de IU, Javier Arias.

La coordinadora autonómica de C’s, Gemma Villarroel, pide al Gobierno central «no cargar sobre los hombros de las administraciones autonómicas el grueso de la gestión» de la covid.

Confusión ciudadana ante dos órdenes en vigor contradictorias