lunes 28/9/20

Los contagios se dispararon el fin de semana con 6.361 casos y 80 nuevos brotes

La situación de la epidemia en España, al menos estadísticamente, sigue deteriorándose día a día a pasos agigantados y sin que las medidas de las comunidades, por el momento, tengan efecto. Pero en Sanidad las alarmas todavía no saltan. Aunque Fernando Simón y los suyos admiten que los focos están creciendo de forma importante al calor del ocio nocturno —hubo 80 nuevos— y de las reuniones familiares, creen que detrás de buena parte del incremento de las cifras solo está el mayor grado de detección del sistema sanitario español y que, por lo tanto, la situación no sería tan grave con reflejan los fríos números. Sea como fuere, Sanidad sumó este lunes 6.361 nuevos contagios durante el fin de semana, elevando la cifra total de infectados a 278.782, lo que consolida a España como el duodécimo país del mundo con más infectados confirmados y el segundo con más casos de Europa, solo después del Reino Unido, que ya ha sobrepasado la barrera de los 300.000. Y no solo eso. Los más de seis millares de nuevos contagiados entre el sábado y el lunes supusieron un aumento en tan solo siete días de un 38% de los casos frente a los 4.581 computados el fin de semana anterior, unos ritmos de incremento diario medio de casi el 13%. Se trata de unos números que no se veían desde los peores momentos de la pandemia en el mes de marzo. Solo en las últimas 24 horas se diagnosticaron 855 casos, una cifra que, por tercera jornada consecutiva, se situó sobre los nueve centenares de contagios.

Los contagios se dispararon el fin de semana con 6.361 casos y 80 nuevos brotes