domingo 29/5/22

Celia Rodríguez Herreras es una de las 64 profesionales que están acreditadas en León para ejercer la mediación familiar. Como trabajadora social en el gabinete Muro ha puesto en práctica la mediación en conflictos que no se resolverían en los juzgados. Defiende el valor terapéutico de este proceso en conflictos familiares que pueden ir desde el cuidado de los padres hasta la relación con los hijos no adultos o la pareja. «No estamos acostumbrados a pedir ayuda para encauzar estas situaciones, ni a pagar por ello. Pero cuando se descubre y ven que se resuelve se valora», subraya. En Muro cada vez trabajan más en mediación.

«No hay costumbre de pedir ayuda y pagar para encauzar una situación»