domingo 17/10/21
Salud

El cribado del cáncer de cuello de útero tendrá carácter poblacional

Elimina como prueba primaria la citología
utero
Una niña se vacuna contra el virus del papiloma humano . BERNARDO RODRÍGUEZ

La Junta de Castilla y León actualiza el Programa de Prevención y Detección Precoz del Cáncer de Cuello de Utero, que tendrá la característica de "poblacional" mediante la remisión de invitaciones personales y tendrá como otra de las novedades la eliminación de la citología como prueba primaria.

La actualización permitirá su adaptación a las directrices recogidas en la última actualización de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud recogida en la Orden SCB/480/2019, de 26 de abril, han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad.

La primera de las novedades que la Junta ha incorporado en la nueva actualización pasa por la transformación del Programa en poblacional mediante la remisión de invitaciones personales, para primeras consultas o revisiones, a las mujeres que forman parte de la población diana (que incluye a mujeres de 25 a 64 años que tienen o hayan tenido relaciones sexuales).

La realización de una invitación poblacional tiene por objetivo reducir las inequidades que en la actualidad se producen el programa ya que aquellas mujeres que no son invitadas no pueden beneficiarse del mismo, han apuntado las mismas fuentes.

Otra novedad es la realización de la determinación del virus del papiloma humano (VHP) como prueba primaria en el grupo de edad entre 35 y 64 años eliminando la realización de la citología actual.

Esta adaptación corresponde a las evidencias científicas que señalan que la prueba de VPH, que se realiza mediante la técnica de PCR, con una sensibilidad superior al 98 por ciento, permite discriminar con más precisión aquellas mujeres que mantengan una infección por el virus del papiloma humano sin necesidad de realizar una citología.

Prueba secundaria

Así, la citología es una prueba muy específica (es decir con muchos resultados falsos negativos) por lo que quedaría como prueba secundaria en caso de que la determinación de VPH resultase positiva.

De esta forma, a partir de la actualización, las prestaciones del programa supondrán que, si la mujer tiene entre 25 a 34 años, se le realizará una citología, mientras que si tiene entre 35 y 64 años se le realizará la determinación del VPH y, si este resultado fuera positivo, se realizará una citología.

Además, Castilla y León incorpora en el Programa, como novedad en España, la determinación individualizada en cada mujer del riesgo de aparición de lesiones precancerosas en función de los antecedentes de anteriores participaciones en el Programa y el resultado obtenido en la prueba, lo que permitirá una mejor delimitación de las posteriores actuaciones a realizar.

El Programa de prevención y detección precoz de cáncer de cuello de útero inició su actividad en el año 1986, ofreciendo en ese momento como prueba de cribado la citología cervical convencional. En el año 2008 se estableció una nueva estrategia de cribado y se introdujo la determinación de virus del papiloma humano.

Desde noviembre de 2012 está vigente la estrategia que define como población diana a las mujeres residentes en Castilla y León, con edades comprendidas entre los 25 y los 64 años con relaciones sexuales. En 2018 se inició la actualización del Programa con la realización de las invitaciones personalizadas a las mujeres que en ese año cumplieron 25 años y en 2019 se amplió está invitación a las mujeres con una edad comprendida entre 26 y 28 años y 55 a 64 años.

Así, en 2020 se ha invitado a las mujeres de 29 a 31 y de 50 a 54 y a lo largo de este año 2021 se invitará a las mujeres con una edad de 32 a 34 años y de 45 a 49 años. Se prevé completar las invitaciones poblacionales en el año 2023.

Resultados

El Programa permite que todas las mujeres en Castilla y León, en función de su edad, tengan acceso al mismo al recibir una invitación personalizada.

Desde el inicio de la orientación poblacional del Programa hasta el 30 de junio de 2021 han sido invitadas casi 200.000 mujeres, aunque en 2020, debido a la situación generada por la pandemia por COVID 19, el número de invitaciones remitidas fue inferior a 2019.

Por ello, a lo largo de este se año espera acelerar el ritmo de invitación alcanzar una número de invitaciones próximo a las 100.000 mujeres.

Además, de las invitaciones de sensibilización, el Programa recuerda a aquellas mujeres que han participado en años anteriores la necesidad de acudir a realizar nuevas pruebas de cribado transcurridos 3 años en el caso de las mujeres con una edad entre 25 y 34 años y de cinco años en el resto de las mujeres.

En total, desde enero de 2019 se han remitido casi 179.000 cartas para la realización de revisiones y el número de mujeres que ha acudido al Programa en Castilla y León ha sido de 78.040 en 2019 y de 51.918 en 2020 y 48.455 en 2021 (enero-junio).

La tasa de mujeres que han sido derivadas tras la realización de las pruebas de cribado a atención hospitalaria para la realización de pruebas de confirmación se encuentra está alrededor del 3 por ciento.

El cribado del cáncer de cuello de útero tendrá carácter poblacional
Comentarios