martes 27/10/20

La crisis ha precarizado a las prostitutas

La prostitución ha mutado. Ya no tiene nada que ver con el modelo que se conoció en los años 70 y 80. Ahora es «un sistema globalizado y mercantilizado, donde mujeres y niñas son una mercancía más que se mueve a través de fronteras porosas» porque «la trata es el surtidor de la prostitución», afirma Esther Torrado Martín-Palomino, profesora de Sociología y Antropología de la Universidad de La Laguna. En este proceso de mutación llama la atención el aumento de los jóvenes que recurren a la prostitución y la pornografía. «En una sociedad en libertad y en época de crisis aumenta la demanda», denuncia, de manera que «se consume más prostitución y han precarizado a las mujeres exigiendo más servicios por menos dinero». Un grupo de trabajo canario hace entrevistas a mujeres y puteros y encuestas para conocer la percepción social de este problema. Su conferencia cierra esta tarde en la Fundación Sierra Pambley las jornadas de Flora Tristán ‘Mi cuerpo es mío’. Por la mañana, la doctora en Filosofía y presidenta de la asociación Recav (Red estatal contra los vientres de alquiler) dio una charla sobre este fenómeno.

La crisis ha precarizado a las prostitutas