viernes 20/5/22
Máximo se toma la tensión en casa bajo la mirada de Eloísa, su esposa. MARCIANO PÉREZ
Máximo se toma la tensión en casa bajo la mirada de Eloísa, su esposa. MARCIANO PÉREZ

Las conclusiones del Libro Blanco de Ciudades que Cuidan, colofón de los trabajos realizados por más de 100 expertos de 22 especialidades, afirman que es el momento de situar al cuidado de las personas, especialmente los mayores, como eje y «alma» de las ciudades y de las políticas municipales.

Lo es, señalan, porque «en la sociedad actual más envejecida, con una población que muestra una larga esperanza de vida, muy superior a la que hasta hace poco se tenía, con nuevas necesidades de servicios, donde predomina el anonimato de las personas y donde es difícil de establecer relaciones sociales, aparece la soledad no deseada de las personas como un factor de gran repercusión y preocupación». Y también porque la pandemia de covid-19 «ha evidenciado la fragilidad del sistema de cuidados actual y la situación de vulnerabilidad de colectivos como el de las personas mayores», que han sufrido «la epidemia de la soledad no deseada, una realidad que exige de estrategias públicas.

El cuidado de las personas como alma de la ciudad
Comentarios