domingo 22/5/22

Paula Arteaga Rodríguez, de 64 años, estudió Turismo en León y su ilusión era ir a Londres. Eran los años 80 y la capital británica todo un icono de la modernidad. Las circunstancias familiares cambiaron sus planes. «Cuando murió mi padre me vine a Fresno a cuidar a mi madre», explica. Dieciséis años después, tras fallecer su madre, la familia le animó a cumplir su sueño. Entonces trabajaba en el Ayuntamiento de Fresno de la Vega a media jorana y daba clases particulares en casa. «Me estaba hundiendo aquí y a través de una agencia me fui por un mes. Empecé a trabajar en un hotel». Regresó al pueblo y finalmente volvió a Inglaterra. Han pasado 10 años y le quedan dos para jubilarse. En Bornemouth ha creado una pequeña familia de amistades y nunca se ha sentido extranjera. Nunca pensó que se tendría que enfrentarse a una pandemia y menos aún que tras casi dos años de duro trabajo y de entrega a los mayores de su residencia, sin reparar en funciones, fuera galardonada con el Premio a la Mejor Trabajadora en Residencias junto con otros y otras profesionales del sector de cuidados a quienes ha distinguido el Ayuntamiento o Council de Bornemouth. «Ha sido una gran satisfacción personal que pensaran en mí, sobre todo porque no soy inglesa», admite. Y eso que cuando le comunicaron que era una de las candidatas no se lo creyó y respondió en broma: «No te preocupes que voy a ganar». Piensa regresar a España cuando se jubile y espera poder cumplir su sueño de ver actuar en Londres a su admirado Bruce Springteen.

Cuidadora modelo
Comentarios