viernes 3/12/21

La sensación de inmunidad cuando alguien da negativo a un test de antígenos hay que desterrarla. No es un triunfo. Ni hay que celebrarlo como tal. El virus sigue ahí y hay que protegerse. El gerente de Atención Primaria, José Pedro Fernández, advierte contra las conductas de riesgo después de dar negativo a un test. «No hay que confiarse, el virus acecha», señala. Salir negativo de un test no significa tajantamente no estar contaminado, porque la ventana en la que el virus es invisible es de tres o cuatro días antes de que lo detecten las pruebas rápidas, como sucede a veces con las PCR. La protección frente al virus se debe mantener incluso entre las personas vacunadas o las que tienen anticuerpos porque han pasado la enfermedad. El virus aprovecha cualquier oportunidad.

Dar negativo no es un triunfo
Comentarios