jueves 26/5/22
Salud

La guerra de la regla: de tabú a debate

Profesionales de León creen que las reglas dolorosas necesitan atención médica, pero desconfían de que se regulen las bajas
dl14p38g2
dl14p38g2

España puede convertirse en uno de los pocos países del mundo que regula las bajas menstruales. La iniciativa del Ministerio de Igualdad, incluida en la reforma de la Ley del Aborto, abre el debate en el Congreso, en las empresas, en la calle y en las redes sociales.

La menstruación ha pasado de ser un tema tabú a ser motivo de controversia. Los expertos en ginecología piden abordar el problema desde un punto de vista médico. De entrada, la propuesta del ministerio de Irene Montero genera desconfianza, a la espera de conocer el articulado de la ley. Ginecólogas, abogadas, empresarios y representantes de asociaciones de mujeres opinan en este reportaje sobre la disposición final de la Ley, que establece una nueva causa de incapacidad temporal por dismenorrea (dolor de la regla), si así se acredita médicamente, durante un máximo de tres días al mes prorrogables por otros dos. La opinión mayoritaria es que la dismenorrea es un problema de salud que deben tratar los especialistas, como cualquier otra enfermedad, sin leyes específicas.

tabu

La ginecóloga leonesa de HM Hospitales, Marisa Alija, destaca que la menstruación dolorosa, en cualquier grado de dolor, afecta a un tercio de las mujeres en edad fértil que no se manifiesta sólo en un dolor puntual en la zona abdominal sino que también provoca vómitos, mareos, diarrea y sangrado abundante. «Es, por tanto, un problema de salud que sucede cada mes. El dolor de la regla no es normal, no hay que padecerlo, hay que tratarlo para aliviar o hacer desaparecer los síntomas. Yo considero muy importante poder tener un rápido y fácil acceso al médico de familia o al ginecólogo cuando una mujer tiene este problema, porque se pueden conocer las causas y tratar adecuadamente». Alija duda que sea necesaria una reforma legislativa que contemple este problema «porque los médicos de Atención Primaria ya dan bajas a las pacientes que sufren dolores incapacitantes. Tengo mis dudas de si esto podría ser discriminatorio para las mujeres en edad fértil o estigmatizarlas. No me puedo pronunciar porque desconozco las consecuencias laborales, de protección de datos o de discriminación de género que la medida podría tener». Por eso, Alija piensa que los dolores y otros síntomas asociados a la menstruación hay que diagnosticarlos y tratarlos adecuadamente «y, por supuesto, si en algún momento son incapacitantes, hay que poder obtener una baja laboral, siempre bajo la certificación de un médico de Atención Primaria o de un especialista en ginecología».

Ley del Aborto

La legislación reduce a los 16 años la edad para abortar sin contar con el permiso de la familia

De la misma opinión es la ginecóloga leonesa Marisa López Teijón, directora general y directora médica de Institut Marquès, centro de Reproducción Asistida, Ginecología y Obstetricia de Barcelona. «Durante la menstruación se pueden producir muchos síntomas, como dolor abdominal, de cabeza y otras molestias asociadas. Lo que hay que hacer es ir el médico y que un especialista trate el problema, como en cualquier otra enfermedad. Si ahora se legislan bajas específicas para la regla devalúa profesionalmente a las mujeres. Hemos avanzado mucho en este sentido. Hay una sentencia reciente que reconoce a una mujer sin pareja los cuatro meses de baja por paternidad que le corresponderían al padre, más el tiempo de lactancia llevaríamos esa baja a un año. Yo tengo una visión muy distinta como mujer y como profesional. La madurez de la mujer aumenta cuando ha tenido un hijo y tiene que ser un ejemplo. Hay que distinguir entre síntomas importantes, que incapacitan, y síntomas graves. El tratamiento médico tiene que estar orientado según el diagnóstico. Yo creo que esta medida que ahora estudian hunde a la mujer. La medicina ha avanzado mucho y los dolores de la regla tienen solución para que la calidad de vida de las mujeres sea igual que la de los hombres, y que no nos perjudiquen las bajas por enfermedades que se pueden tratar».

regla

Pobreza menstrual

La presidenta de la Fundación de Familias Monoparentales, María García, sostiene que la medida que plantea el Ministerio de Igualdad es la adecuada. «Yo tuve muchos dolores de menstruación, hasta el punto de tener que ingresar. Este debate está abierto en Inglaterra, donde las parlamentarias se han puesto de acuerdo para abordar no sólo la menstruación, también la menopausia y la pobreza menstrual». Reconoce que la medida puede ir en detrimento de la mujer «como lo es de hecho de la maternidad, pero si queremos avanzar hay que tomar medidas teniendo en cuenta la diferencia biológica de los hombres y las mujeres y cuidar nuestra salud. Incluso al empresario le puede interesar porque no se rinde igual si vas al trabajo enferma».

Gobierno y sindicatos tampoco se ponen de acuerdo con la necesidad de la medida. Los secretarios generales de CC OO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, consideran procedente que se pueda conceder una baja laboral a las mujeres que tienen una menstruación que genere dolores que impidan ejercer su trabajo, pero reclaman que se aborde en la mesa de diálogo social.

Los sindicatos

UGT y CC OO están de acuerdo con la decisión, pero quieren que se incluya en el debate social

El presidente de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele), Javier Cepedano, esperará a conocer la letra pequeña de la ley para dar su opinión, aunque manifiesta su convencimiento de que las mujeres que tienen este problema «ya cuentan con una baja laboral médica. Yo creo que ya se dan bajas laborales por ese motivo de salud, como se dan por cualquier otro, como si tienes un esguince o cualquier otro problema. Hasta que no se apruebe la ley y vea la letra pequeña no puedo dar mi opinión».

La abogada y miembro de la asociación feminista leonesa Flora Tristán, Herminia Suárez, desconfía de la utilización que los empresarios puedan hacer de la nueva ley. «No me parece bien porque puede perjudicar al empleo de las mujeres. Una endometriosis, con dolores incapacitantes, por supuesto que necesita una baja. Yo tuve unas reglas dolorosas y cuando no podía más pedía un permiso. Eso ya funciona así. A mí me genera mucha desconfianza la actitud que puedan tener el empresariado ante la ley porque puede añadir una causa más a la discriminación de la mujer, justo ahora que hemos conseguido que hombres y mujeres tengan el mismo periodo de baja por maternidad y paternidad. Espero que la ley lo fundamente bien y de seguridad jurídica a las mujeres. La endometriosis es terrible para las mujeres, pero hay que tratarla médicamente y evitar que los empresarios tengan argumentos para decir que las mujeres no rendimos». En cuanto a otros artículos de la ley, como la garantía del aborto libre y gratuito en todos los hospitales públicos de todas las autonomías y que las chicas de 16 y 17 años puedan solicitarlo sin permiso de sus padres, Herminia Suárez se muestra «totalmente de acuerdo», como la bajada del IVA al 4% del precio de los productos de higiene femenina, que actualmente está en el 10%.

Como otra enfermedad

La abogada matrimonialista Charo Llamera considera «innecesario» legislar una baja laboral por menstruaciones dolorosas. «Es una enfermedad, como cualquier otra y no necesita un tratamiento especial como enfermedad específica de las mujeres porque nos perjudica. Si estás mal tienes derecho a quedarte en casa, sea por la regla, porque te tuerces un tobillo o tienes amigdalitis. Cuanto más se individualice una enfermedad más perjudica. Es de sentido común. ¿Qué pasa entonces con los hombres que tienen problemas de próstata y tienen que ir al servicio cada poco, también hacemos una ley específica de eso? No tiene sentido».

Las Mujeres Progresistas del Bierzo se reunirán para tomar una decisión en común sobre la reforma de la Ley del Aborto. En principio, Pilar García, presidenta de la asociación, asegura que la regla siempre ha ocasionado problemas a muchas mujeres. «Yo lo he pasado muy mal con la regla», asegura, para después indicar que, a título personal, le parece correcta la medida que plantea el Ministerio de Igualdad en la Ley, aunque espera conocer el articulado para valorar su contenido. «En principio lo veo correcto, pero habrá que ver la letra pequeña. Más de un empresario podrá decir que la legislación de la regla perjudica a la empresa».

La guerra de la regla: de tabú a debate
Comentarios