viernes 16/4/21
Océanos

La deforestación silenciosa

Los expertos abogan por la protección del 30 % de la biodiversidad marina
Fotografía de Greenpeace International de un campo hidrotermal submarino. EFE

Ampliar los espacios protegidos en el océano, así como lograr un compromiso para la protección del 30 % de la biodiversidad marina, son algunos de los retos que afrontan los océanos, espacios que abarcan tres cuartas partes de la superficie terrestre y contiene el 97 % del agua, en el marco de la celebración el 8 de junio de su Día Mundial.

Según expertos consultados por Efe sólo se conoce entre el 5 y el 7 % de la superficie de los océanos, «mucho menos de lo que se conoce de la Luna», por lo que apuestan por una mayor concienciación de la importancia de estos espacios en la Tierra.

El investigador del Departamento de Biología Marina y Oceanografía del Instituto del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Barcelona Josep-María Gili asegura que «en el contexto actual de salud, el océano está enfermo y nos da una serie de síntomas».

Según Gili, el océano padece por «la contaminación por plásticos, contaminantes, agotamiento de recursos, pérdida de biodiversidad como los arrecifes de coral y otras especies o el calentamiento de las aguas, que cada vez son más cálidas y no solo afecta a la vida sino también a la circulación marina».

Señala a los humanos como los «causantes de estos males en un 100 %, por ello —dice—debemos ayudarle a recuperarse porque necesitamos de los oceános».

El reto es un «cambio urgente en la gestión de sus recursos, el tema climático», y tomar conciencia de que «no pueden ser el basurero de nuestra sociedad» señala Gili, quien resalta, además, «la minería marina, que destruye el medioambiente con sistemas de extracción muy destructivos para la vida marina».

Asegura que lograr «la protección del 30 % de la superficie marina para 2030 en aguas territoriales e internacionales sería un sueño» y aunque «parece poco, hay que pensar que en España solo se protege el 9 %».

«Si la política ambiental española va por buen camino, hay que llegar a ese 30 % con la Red Natura 2000 marina, donde España ha suscrito los protocolos de adhesión», asegura.

El mar Mediterráneo, zona que, según recientes estudios, se está calentando un 20 % más rápido que el resto del mundo, según Gili, «es uno de los más contaminados, con un 40 % de la población en la costa y con mucho tránsito marítimo».

Sobre los derrames, como en el Ártico, en Rusia, el investigador del Instituto del Mar señala que «no dejarán de producirse ante el excesivo consumo de combustibles fósiles».

En relación a la sobrepesca, manifiesta que «un tercio de los caladeros del planeta está agotado, un segundo tercio está sobreexplotado y solo un tercio aún puede aguantar una cierta pesca». Algo difícil de controlar con flotas pesqueras como «la española que es muy activa, faena en todo el mundo y es un holding bastante complicado de convencer» sobre la conservación de los oceános, destaca.

Se pesca «más de lo que se consume, con potentes barcos de arrastre que destruyen todas las comunidades marinas y biodiversidad a su paso. Es como la tala de árboles en la tierra», asegura el investigador.

La deforestación silenciosa