viernes. 27.01.2023
La Policía descarta la hipótesis de la agresión sexual como causa de los dos crímenes cometidos en un aparcamiento de la calle Bertrán, en el barrio de Putxet de Barcelona. La autopsia practicada hoy al cadáver de Maite D. A., la mujer de 46 años cuyo cadáver apareció el pasado martes con signos violencia en el mismo sitio donde días antes fue asesinada otra mujer, no aportó a la investigación ningún indicio de que la víctima fuera sometida a abusos sexuales. Todo apunta, según los expertos, a que su muerte se debió a un fuerte golpe en la cabeza. Esta evidencia multiplicó el abanico de hipótesis que manejaban los investigadores. Entre ellas, toma cuerpo la posibilidad de que estos dos asesinatos, tan parecidos pero separados en el tiempo por un período de once días, sean obra de un perturbado mental y no de un asesino en serie o un matarife a sueldo, como se temió en un primer momento. Esta última hipótesis, hilada con las evidencias de que en ambos casos se trataba de mujeres atractivas y de edad similar -49 y 46 años- hizo creer a los agentes que la primera habría encontrado la muerte debido al error de un sicario cuyo objetivo final era matar a Maite. Pero la policía -que ha puesto a sus mejores hombres al frente de este caso- todavía no tiene pruebas para demostrar nada. A estas alturas de la investigación, lo único que da por seguro es que los dos crímenes fueron perpetrados por la misma persona o personas. Por eso, elaboran posibles perfiles del asesino o asesinos e intentan encontrar, con la ayuda de vecinos y particulares, un sentido a los flecos que quedan sueltos. Una de sus principales preocupaciones es saber si en los días previos a los crímenes algún vecino del inmueble vio a personas de apariencia sospechosa merodear por el aparcamiento.

Descartan el móvil sexual en los dos crímenes de Putxet
Comentarios