martes 26/10/21

El descenso de la inmunidad empeora la gripe

Las medidas de protección ante la covid-19 causaron una drástica caída de la circulación de la gripe el pasado invierno, lo que podría traducirse en una pérdida de la inmunidad adquirida a nivel de grupo y en una mayor susceptibilidad a esta enfermedad. La próxima temporada de gripe, que alcanzará su pico hacia finales de enero, podría empezar antes y con más casos, aunque es difícil hacer previsiones, y por ello la principal recomendación para los grupos de riesgo sigue siendo ponerse la vacuna, que se puede administrar a la vez que la de la covid-19.

El año pasado «prácticamente no hubo casos de gripe». En una temporada normal se dan entre 250 y 300 por cada 100.000 habitantes por semana y en la pasada temporada «la raya rozó el cero absoluto, fue una diferencia abismal», dice Efe el responsable científico del Centro Nacional de Gripe de Valladolid, Iván Sanz.

El descenso de la inmunidad empeora la gripe
Comentarios