domingo 27/9/20

Diez rehúye la autocrítica y culpa a la Junta del incremento de contagios

El alcalde arremete contra Sanidad por «descargar» la responsabilidad en los ayuntamientos y la ciudadanía Igea le pide que aporte ideas y deje la pelea
El alcalde de León, José Antonio Diez, ayer en la rueda de prensa. FERNANDO OTERO
El alcalde de León, José Antonio Diez, ayer en la rueda de prensa. FERNANDO OTERO

«Nos piden rigor cuando ellos han sido incapaces de controlar el virus, No saben ni por qué se producen los contagios». El alcalde de León. José Antonio Diez, cargó ayer contra la gestión de la Consejería de Sanidad para frenar el avance del coronavirus en León, que supera la media de la provincia, pero no hizo ni una sola autocrítica a su gestión durante esta pandemia. El pico más alto de contagio en la ciudad de León se produjo el 8 de septiembre con 78 positivos. Ayer se detectaron 30. Sólo Salamanca y Valladolid superan estas cifras.

El regidor leonés se despachó ayer en rueda de prensa contra la gestión sanitaria de la Junta, y lo hizo pocas horas después de pedir la colaboración de la ciudadanía tras salir de una reunión en Valladolid en la que los responsables sanitarios le pidieron «rigor», más presencia policial y vigilancia de las cuarentenas para frenar el aumento de contagios y evitar que se tomen medidas más restrictivas, como ocurre en Salamanca y Valladolid, aunque la Junta no dio ningún plazo.

«Ante su incompetencia, descargan las responsabilidades sobre las administraciones locales y los ciudadanos», dijo el alcalde, que defendió el trabajo del Ayuntamiento y la actitud de los leoneses «que hemos cumplido con las medidas y los protocolos a pesar de que muchos de ellos son absurdas», como la diferencia de los aforos en los teatros y en las plazas de toros y la limitación de diez personas en las reuniones familiares mientras se permiten congresos con más de medio centenar de asistentes. Diez exigió a la Junta de Castilla y León más rigor en las medidas «más recursos sanitarios, más personal y ampliación de camas hospitalarias y ucis». También criticó «el alto ratio de alumnos por aula, la escasez de profesorado, la falta de desinfección de los centros escolares, la falta de ampliación de camas hospitalarias, el cierre de las consultas de Atención Primaria, las pruebas diagnósticas paralizadas o las demoras tanto en la realización de las pruebas PCR como en la obtención de resultados. A su juicio, «los equipos directivos, familias y profesores están abandonados por la Junta».

Defendió el trabajo de los Policías Locales «pero no se reproducen. Todos los efectivos están en la calle» y espera los protocolos de la Junta para controlar las 1.200 personas que actualmente están en cuarentena en la ciudad. «Yo no sé quiénes son, los que los tienen que tener controlados con los responsables sanitarios». Pidió responsabilidad individual para cumplir con las normas higiénico sanitarias.

Respuesta de Igea

Poco después de la rueda de prensa, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, colgó en su cuenta de twitter un comentario que, sin nombrarlo, se hacía eco de las declaraciones. «La Junta de Castilla y León no está, ni va a estar, en la polémica. Está ocupada de seguir trabajando con aquellos que quieran ayudar a sus ciudadanos en estos difíciles momentos. No importa el color si quieres ayudar. Si tienes ideas, escuchamos, si buscas pelea: no estamos».

Diez rehúye la autocrítica y culpa a la Junta del incremento de contagios