sábado. 04.02.2023

Diploma para tejer la paridad real

La ULE y el Ciami se alían para el curso de especialista de Agentes de Igualdad de Oportunidades con prácticas en Villaquilambre

Todo el mundo ‘sabe’ de igualdad y la igualdad formal está reconocida, pero a la hora de la verdad la igualdad real no se produce». Adelina Rodríguez Pacios, directora de Igualdad de la ULE y profesora de Sociología, subraya con estas palabras «la necesidad de formar a personas en igualdad de oportunidades» como uno de los objetivos del primer diploma de especialización en Agente de Igualdad de Oportunidades que organizan la Universidad de León y el Ayuntamiento de Villaquilambre a través del Ciami (Centro de Información y Asesoramiento a la Mujer e Igualdad) (agentedeigualdad@unileon.es) con 300 horas de formación que se realizará a lo largo de este año.

Los profesionales que trabajan tanto en el mundo de la empresa como en la universidad demandan cada vez más este tipo de formación, máxime ahora que está en marcha la implantación de esta herramienta en las empresas de más de 50 trabajadores y trabajadoras.

El diploma se diferencia respecto a la oferta de otras universidades «el distintivo de que es un curso eminentemente práctico por el trabajo que se realizará en el Ayuntamiento de Villaquilambre». Las clases teóricas serán impartidas por profesoras y profesores de la ULE de diferentes áreas temáticas (Adelina Rodríguez Pacios, Ana Isabel Blanco, Beatriz García Prieto y Paulino Pardo Prieto); Isabel Menéndez, de la Universidad de Burgos Selene de la Fuente de la Fundación Secretariado Gitano, María Gemma Pérez Rabadán y Raquel García Manilla, de Adavas. Mientras que Carmen Fernández Llamazares, coordinadora del Ciami, estará a cargo de las prácticas en este centro de referencia de Villaquilambre.

«Trabajar con los derechos de las mujeres y la igualdad es muy importante y con una persona es insuficiente», señala la concejala Carmen Olaiz, consciente de que «una persona es insuficiente» para completar toda la labor que abarca desde sensibilización y acciones en colegios hasta la atención directa, talleres y encuentros en el Ciami.

Con más de 15 años de andadura este centro se ha convertido en un foco de iniciativas pioneras para ahondar en la igualdad real. «Hay que hacer un esfuerzo pero es necesario», señala Olaiz. El Ciami trabaja de manera transversal porque a veces la gente se echa para atrás si ve la palabra igualdad», reconoce Olaiz. Su fama hace que muchas actividades capten a mujeres y hombres de otros municipios.

El Ciami se puso en marcha en 2007 y ha sobrevivido a los diferentes colores del equipo de Gobierno. La gestión y la conexión de este espacio con la ciudadanía como un elemento dinamizador de experiencias pioneras son la clave de su continuidad.

Según la última memoria del centro ha habido en este tiempo unas dos mil personas usuarias y las actividades han llegado a aproximadamente la mitad de la población del municipio. Se han detectado 40 casos de violencia de género, aunque no todos han acabado en denuncia. En el ámbito psicológico se han prestado 420 atenciones y otras 212 han sido de índole jurídica y legal. Un total de 123 personas han logrado la inserción laboral directa a través de sus programas. Mujeres con cargas familiares, en desempleo y con déficit de autoestima y motivación son uno de los perfiles que más se atiende.

El Ciami surgió de los primeros trabajos en igualdad que se realizaron en Villaquilambre en 2004, con la aprobación del I Plan de Igualdad municipal. La vinculación con la Universidad de León es muy temprana y el Ciami fue distinguido con una mención de Buenas Prácticas otorgado por el Seminario de Estudios de las Mujeres de la ULE en 2013/2014.

Entre los talleres experimentales de inserción socolaboral destacan Metamorfosis (bisutería con botellas de plástico); Nubes de Algodón (juguetes coeducativos con material reciclado); Entrehilos (visibilización de las mujeres a través de la costura): catering infantil y catering especializado en eventos. Otros talleres se han enfocado a la cultura como Hacer visible lo invisible, donde el trabajo textil, la literatura y la creatividad son herramientas de empoderamiento y han dado lugar a una exposición itinerante y un libro.

Diploma para tejer la paridad real
Comentarios