domingo 22/5/22
Cohesión social en shock

Doscientos municipios leoneses sufren menos riesgo de pobreza

Informe de Cáritas. La población en exclusión social en Castilla y León aumenta el 30% entre 2018 y 2021 y se sitúa en el 17,9%. Sin embargo, según el informe Foessa de Cáritas, el riesgo de pobreza es menor y merma en los municipios de menos de 5.000 habitantes, 200 en León con 162.000 habitantes.

Datos del informe 'Evolución de la cohesión social y consecuencias de la covid'IMAGEN AMPLIABLE

La cohesión social en España se encuentra en un shock sin precedentes. El impacto de la pandemia eleva hasta un tercio los hogares sin ingresos —600.000 familias en España, casi 20.000 en León— y la desconexión digital agranda desigualdades generacionales y territoriales.

La exclusión social ha crecido más en los hogares cuya sustentadora principal es una mujer y la diferencia entre la población con más y menos ingresos ha aumentado más de un 25%, cifra superior al incremento registrado durante la crisis de 2008.

Hay 2,7 millones de jóvenes entre 16 y 34 años afectados por procesos de exclusión social intensa y tres de cada diez familias se han visto obligadas a reducir los gastos habituales en la alimentación, ropa y calzado.

Este es el panorama que dibuja el informe La cohesión social y consecuencias de la covid-19 en España, de Cáritas y la Fundación Foessa (Fomento de Estudios Sociales y de la Sociología Aplicada), que presentaron ayer Natalia Peiro, secretaria general de Cáritas Española, y Raúl Flores, coordinador del equipo de estudios de Cáritas.

En Castilla y León la exclusión social se sitúa en el 17,9% y aunque ha aumentado más de un 32% se encuentra entre las más bajas del país, por detrás solo están Asturias y País Vasco, de las hay diez comunidades sobre las que aparecen datos.

Los mayores niveles de exclusión se dan en el sur y en el este del estado, con Andalucía (26,3%) y Cataluña (29,1%) a la cabeza y crece más en las comunidades más pobladas si bien Castilla y León es la tercera que más crecimiento observa de este factor. En medio de este panorama de incremento de las desigualdades con el aumento de la pobreza monetaria, sobresale el impacto que el covid ha casuado en la distribución territorial de la pobreza.

Más del 32%
Castilla y León es la tercera comunidad donde más aumentó la exclusión social en la pandemia

Brecha de género
El riesgo de pobreza monetaria aumenta en las mujeres de 22,1 a 27,8 y en hombres de 20,2 a 22,6

Los municipios de menos de 5.000 habitantes son los que presentan menos riesgo de pobreza (20,8%) y los únicos que han logrado disminuir este indicador que en 2018 alcanzaba el 23,7%. En León son un total de 200 municipios y suman 162.000 habitantes, que supone el 35,8% de la población leoensa.

En los de 5.000 a 20.000 (Villaquilambre, La Bañeza, Astorga, Villablino, Bembibre, Sariegos, Valencia de Don Juan, Valverde de la Virgen) aumenta del 20,3% al 22,5%, pasa del 26,5% al 27,6% en los de 20.000 a 50.000 habitantes (San Andrés) y casi se dobla en los de 50.000 a 100.000 habitantes (Ponferrada) al aumentar el riesgo de pobreza del 19,7% de su población al 36,5%. En los municipios de más de 100.000 habitantes, como es el caso de León capital, el riesgo de pobreza aumentó 2,5 puntos al pasar del 18,7% al 22,2%.

«Mientras que antes de la pandemia los municipios de tamaño medio, junto a los más pequeños, presentaban el mayor riesgo, la situación cambió radicalmente con el desarrollo de aquella, ya que ha sido en los grandes núcleos urbanos y, sobre todo, en las ciudades de tamaño intermedio donde mayor ha sido el aumento del riesgo», apuntan los expertos Luis Ayala Cañón, Antonio Jurado y Jesús Pérez Mayo que se ocupan de este capítulo.

Como factor explicativo, apuntan que podría deberse al mayor peso del sector servicios en los municipios más grandes, que se han visto más comprometidos por la pandemia.

El informe señala que la distribución territorial del riesgo de pobreza es más fiable al disponer tan solo de datos de diez comunidades autónomas, entre ellas Castilla y León, donde el riesgo de pobreza aumenta del 21,4% al 27,8%. El informe indica como causa del aumento del riesgo de pobreza al «severo impacto de la crisis» que dificultó el acceso a la ocupación y a la búsqueda de empleo.

Así, el riesgo de pobreza monetaria entre personas aumenta en las mujeres de 22,1 a 27,8 mientras que en los hombres pasa de 20,2 a 22,6. Disminuye medio punto entre las personas sin estudios primarios (de 32,5 a 32); aumenta 1,8 en las personas con estudios primarios (26,1 a 27,9), en más de dos puntos entre personas con estudios secundarios (de 15,5 a 17,8) y de 7,7 a 8,9 entre las personas con educación superior.

Distribución territorial del riesgo de pobreza
IMAGEN AMPLIABLE

«El hecho de que el sustentador principal sea una mujer no solo influye de manera importante en la posibilidad de que las personas que viven en esos hogares lo hagan bajo el umbral de la pobreza, sino que también parece estar asociado a un impacto diferencial de la pandemia», comenta el informe sobre el el aumento del riesgo mayor entre las mujeres sobre los varones.

El informe aporta al final la desigualdad que se produjo en los cuidados durante el confinamiento, que dejó sobre las madres el peso de menores y personas dependientes, mientras que disminuyó la corresponsabilidad.

Doscientos municipios leoneses sufren menos riesgo de pobreza
Comentarios