martes 7/12/21

«El alcohol produce un daño transversal que involucra tanto a los equipos de salud mental como a la Unidad de Hepatología por las lesiones orgánicas en hígado y páncreas por lo que estamos en la idea de promover una consulta multidisciplinar», afirma Francisco Jorquera, jefe del Servicio de Digestivo del Caule. Más de mil personas llegan cada año a la Unidad de Hepatología por daño hepático debido al alcohol. Con la universalización del tratamiento de la hepatitis C, «el alcohol queda como líder de esta enfermedad», precisa el médico. En cualquier caso, el problema del alcohol, subraya, «trasciende la enfermedad hepática» por lo que el abordaje debe hacerse «no sólo desde el punto de vista físico sino también con el enfoque de la afectación psicológica».

Una vertiente que requiere «abordar el problema de forma global» empezando por «desarraigar al paciente del ambiente que le incita a beber» y que implica a la «familia, las amistades, el médico de cabecera y los especialistas (Digestivo y Salud Mental)», indica el médico.

Pero ante todo el paciente tiene que «dejar de beber, no hay nada que sustituya al abandono del alcohol para una mejoría incluso en los pacientes más graves. El que diga que puede solo se engaña». sentencia. Hay que cambiar hábitos de vida, a veces el grupo de amigos, costumbres, estilos de vida. Jorquera señala que otro aspecto fundamental en los escalones del abordaje del problema del alcohol es la prevención en la escuela, las políticas para limitar la publicidad y otras medidas como gravar su consumo para disuadir de su uso. «Son medidas que han funcionado en otros países», subraya. Hay que admitir, concluye, «que el gasto de alcohol excede lo que se obtiene en ventas, producción... Sin políticas activas es muy difícil afrontar el problema».

«El alcohol requiere un abordaje global»
Comentarios