miércoles. 08.02.2023

El diseñador Walter Van Beirendonck no decepcionó ayer en la pasarela de París con otra de sus arriesgadas propuestas que presentó con un telón de fondo muy original: el grupo de percusión Seidä Pass, disfrazados de forma fantástica como lo que parecía una mezcla de cabras y humanos, pusieron ritmo militar al show. Había un toque prehistórico en la colección, con ilustraciones de osos y tejidos colocados a modo de escudos y armaduras en las propias chaquetas, cubriendo hombros, codos y antebrazos. El diseñador colaboró en esta ocasión con varios artistas gráficos.

Embozados en la pasarela de París
Comentarios