lunes. 04.07.2022

El primer año de la pandemia acabó con 75.000 fallecidos más que el 2019. En total, en 2020 murieron 493.776 personas, un 18 por ciento más, y todo el exceso se debe a la covid, que entre marzo y diciembre se cobró la vida de 74.839 personas, entre las diagnosticadas y las que murieron con síntomas compatibles pero sin prueba. Son 24.002 muertes más que las que notifica Sanidad, según la agencia Servimedia.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer los datos de defunciones, que corroboran que el coronavirus fue la causa de muerte más frecuente en el 2020. Con el diagnóstico perecieron 60.358 personas y otras 14.481 con sospecha y síntomas compatibles pero sin ninguna prueba que lo corroborase. Además, los médicos certificaron 8.275 defunciones en las que la causa de muerte fue otra, aunque la covid-19 contribuyó al fallecimiento.

Los meses con mayores incrementos se dieron justo al inicio de la pandemia, en abril (81,9%) y marzo (59,3%), y también en noviembre (un 21%). Las muertes por coronavirus duplicaron a los fallecimientos por enfermedades isquémicas de corazón, la segunda causa de muerte, con 29.654 defunciones. Se situaron en tercer lugar las enfermedades cerebrovasculares, con 25.817 fallecidos, un 0,4% más que en 2019.

Entre las enfermedades más frecuentes, las causas de muerte que más aumentaron respecto a 2019 fueron las hipertensivas (un 20,4% más), la diabetes (17,1%) y el alzhéimer (6,4%). En los tres casos, los mayores incrementos se dieron durante los meses de marzo y abril (un 48,1%, un 46,1% y un 38,8% más, respectivamente).

Por su parte, los mayores descensos se dieron en las defunciones por enfermedades crónicas de las vías respiratorias, neumonía y demencia (un 7,8%, 6,6% y 5,9% menos que en 2019, respectivamente).

Durante el año 2020 fallecieron 266.235 personas en centros hospitalarios, 132.664 en sus domicilios particulares y 73.216 en residencias socio-sanitarias, donde las muertes aumentaron un 33,7 % con respecto al año anterior.

En centros hospitalarios fallecieron 47.207 personas por covid-19 diagnosticado frente a 10.010 fallecidos en residencias y 2.108 en domicilios particulares. Sin diagnosticar pero con síntomas compatibles fallecieron 4.814 personas en centros hospitalarios, 7.339 en residencias y 1.922 en domicilios particulares.

Por edades, el 87,3% de los fallecidos por diagnóstico de covid-19 y el 93,3% de los que no estaban diagnosticados pero eran sospechosos tenía 70 o más años. De hecho, el riesgo de morir por esta enfermedad fue inferior a 100 fallecidos por cada 100.000 habitantes hasta los 65 años. A partir de esa edad, las tasas aumentaron progresivamente hasta alcanzar los 3.638,4 fallecidos por 100.000 habitantes en el grupo de 95 y más años.

Las enfermedades del corazón fueron la mitad que las ocasionadas por el virus
Comentarios