jueves. 01.12.2022

Las entidades plantean otro modelo de cooperación para una atención integral

CaixaBank insta a las asociaciones a preguntar a los gestores bancarios sobre las ayudas
                      Asociaciones y representantes de las administraciones públicas de León, durante el debate. RAMIRO
Asociaciones y representantes de las administraciones públicas de León, durante el debate. RAMIRO

Las entidades sociales que representan en León a distintos colectivos consideran necesario otro modelo de cooperación entre ellas para desarrollar programas conjuntos que respondan de una manera integral a las necesidades de los usuarios, independientemente de la asociación a la que pertenezcan. Así lo expresaron de manera mayoritaria las entidades participantes en la jornada de debate organizada por el Diario de León en el Hotel Barceló Conde Luna, con la colaboración de CaixaBank.

La responsable de Acción Social de Castilla y León de CaixaBank, Natalia Díez Simancas, instó a los representantes de la asociaciones a acudir a los gestores bancarios de la entidad para pedir información directa sobre las posibles fuentes de financiación de los proyectos individuales o colectivos que se diseñen, además de las convocatorias con proyectos fijados y cerrados.

En 2022, la Fundación La Caixa colaboró con más de treinta entidades de la provincia y llegó a 10.000 beneficiarios. Es la tercera fundación del mundo por presupuesto desembolsado, con más de 515 millones de euros este año, de los que 14 millones están destinados a Castilla y León. «Es imposible no mencionar la brecha económica y social ocasionada por la crisis sanitaria del covid-19, la guerra de Ucrania y la inflación. Factores que tienen más impacto en los más vulnerables. Este contexto hace que las colaboraciones sociales cobren más importancia que nunca. Es indispensable el apoyo, las aportaciones privadas, pública y público-privadas para mejorar las condiciones de vida de las personas menos favorecidas», defendió Díez Simancas

A la Acción Social de CaixaBank añadió el «movimiento» azul del voluntariado corporativo, con 25 participantes en León, y la colaboración con Cruz Roja en la acogida de ucranianos. Anunció la puesta en marcha de nuevos programas en los que participará León, como ‘La receta de la vida’, con ejercicios físicos y alimentación.

En el debate participaron las representantes de Cruz Roja, Salud Mental y Cáritas, pero tras el debate intervinieron los portavoces de algunas de las asociaciones presentes en el público, al que asistieron varios colectivos de la provincia.

Brecha digital, educación emocional, pobreza energética, problemas de salud mental, precariedad laboral, soledad, inmigración, despoblación, alimentación saludable, y sinhogarismo fueron algunos de los asuntos abordados durante el debate.

La gerente de Cáritas, María Jesús Álvarez, destacó la importancia de abordar la soledad no deseada y el sinhogarismo. «La red actual ni puede ayudar a las personas sin hogar con problemas de salud mental» y pidió poner el foco en este problema «porque las entidades podemos hacer poco». Pidió a las administraciones una red de viviendas «porque nos sentimos impotentes».

Esta misma preocupación tienen en Salud Mental León. La gerente, Rosa Conde, señaló las distintas realidades de las personas que viven en la calle. «Muchas no son conscientes de que tienen un problema de salud mental, llevan años en la calle y manifiestan que quieren seguir en la calle. Tenemos pocos recursos para ayudar».

El director del Diario de León, Joaquín S. Torné, hizo referencia a la campaña del Banco de Alimentos, que este año vuelve en la modalidad de aportación monetaria en la caja de los supermercados, y animó a participar. Cruz Roja aprovechó para informar del programa de ayuda que ha puesto en marcha entre la población más joven, que puede colaborar con la institución a través del bizum.

«La tecnología nos permite ayudar y ser solidarios. Los tiempos cambian la manera de colaborar», destacó Marta Cuesta. «Ahora la recogida de juguetes no es como antes, que las familias donaban los que les quedaban nuevos de sus hijos. Los derechos de los niños también tienen su reflejo en el cambio, con juguetes nuevos que pide el menor, y eso también lo tenemos que agradecer a un programa de La Caixa».

En el debate, una representante de Esclerosis Múltiple pidió una reflexión sobre el trabajo que asumen las asociaciones con el que descargan a las administraciones. Autismo León insistió en ese trabajo colaborativo «porque a veces las asociaciones tenemos un sentimiento de propiedad de nuestros usuarios, que tienen pueden tener otras necesidades añadidas que pueden solucionar otras asociaciones. La Asociación Leonesa de Caridad puso en valor sus 116 años de atención, gestionado por las Hermanas de la Caridad. «Nos confunden con Cáritas, pero no somos Cáritas, y ofrecemos desayuno, comida y cena, además de servicio de higiene».

Aderle (Asociación de Enfermedades Raras de León) también puso el acento en la necesidad de colaboración entre las asociaciones y la Plataforma del Voluntariado echa en falta «que las asociaciones nos presentemos a proyectos conjuntos que generen sinergias sin zancadillas».

El Teléfono de la Esperanza, además de las llamadas, realiza talleres y cursos de gestión emocional, salud y convivencia.

Las entidades plantean otro modelo de cooperación para una atención integral
Comentarios