sábado 28/5/22

Apenas una decena de personas acudieron ayer a la convocatoria del colectivo Rezar no es delito, que había anunciado una procesión hasta la clínica Askabide de San Sebastián en protesta por la práctica del aborto, aunque no ha llegado a celebrarse porque lo ha prohibido la Ertzaintza. Las muestras de oposición al aborto se han limitado a la exhibición de una camiseta con el lema Rezar no es delito. | efe

La Ertzaintza impide una procesión antiaborto
Comentarios