domingo 7/3/21

España bate todos sus récords de mortalidad con 1. 441 fallecidos en una semana

El país supera por tercer día consecutivo los 40.000 contagios mientras la a incidencia acumulada nacional rebasa los 800 positivos
Imagen de las banderas colocadas en una playa de Valencia en homenaje a las víctimas del COVID-19  EFE
Imagen de las banderas colocadas en una playa de Valencia en homenaje a las víctimas del covid-19. EFE

Las estadísticas del Ministerio de Sanidad en realidad nunca computan los muertos de las últimas horas. Ese es un dato que los periodistas y analistas extraen de las tablas con una simple resta. Para los epidemiólogos y expertos sanitarios la cifra que cuenta son los 'asentados', los depurados después de los retrasos y las notificaciones tardías. Y uno de los parámetros que con más atención miran eso especialistas para saber hasta qué punto los nuevos contagios están teniendo efecto es el número de fallecidos con fecha de defunción en los últimos 7 días.

Pues bien, ese índice, con 1.411 víctimas mortales, batió este viernes todos los récords de la serie histórica de la pandemia, al tiempo que puso en evidencia que el desbocado incremento de casos ya está llegando no solo a los hospitales, sino también a las morgues.

Como comparación, en el momento álgido de la segunda ola esa mortalidad a 7 días tocó techo el miércoles 18 de noviembre con 1.346 víctimas mortales. Pero aquel terrible número se alcanzó más de dos semanas después de que los contagios hubieran tocado la cima y no en una coyuntura como la actual, cuando España todavía no ha doblado la curva.

Y es que, así las cosas, la virulencia de la tercera ola no da un día de respiro a las estadísticas. Pero eso ya no es ninguna novedad. Lo peor es que, una jornada más, los contagios, como ocurrió este viernes en los tanatorios, se siguieron moviendo en los niveles más altos de la serie histórica.

Los 42.885 nuevos casos en solo 24 horas de este viernes no llegaron a ser récord absoluto porque el jueves, en una jornada aciaga, los nuevos contagios sumaron 44.357. Aun así, la tensión es altísima. De hecho, la de este viernes fue la tercera ocasión esta semana en la que el país sobrepasó los 40.000 infectados diarios, unas cifras que superan con mucho los techos que la pandemia tocó en la segunda ola (con 25.595 positivos el 30 de octubre) o en la primera, cuando la embestida del virus en primavera rondó en abril los 9.500 infectados diarios, aunque entonces la capacidad de detección era mucho menor.

Casi 2,5 millones Con el país marcando máximos de contagios constantes durante los últimos días y acercándose peligrosamente a los 2,5 millones de infectados oficiales, la incidencia acumulada (IA), el parámetro al que miran todos los especialistas, superó a nivel nacional este viernes los 800 casos. Exactamente fueron 828, frente a los 795 del día anterior, un incremento más que preocupante, pero que está ligeramente por debajo de los aumentos de la IA de los últimos días, abonando así la tesis del Ministerio de Sanidad de que esta tercera oleada se acerca a una fase de estabilización o, al menos, de desaceleración.

No obstante, la incidencia de este viernes en el conjunto de España, nunca antes vista desde que el coronavirus se convirtió en pandemia, se situó tres veces por encima del máximo de 250 positivos cada 100.000 habitantes que las autoridades nacionales y de la OMS consideran como "riesgo extremo". Pero no solo. Este viernes ya fueron seis comunidades las que siguieron traspasando el millar de positivos, una cifra que nunca antes se había visto durante la pandemia.

Las autonomías con una incidencia más elevada siguió siendo Extremadura, con 1.448 casos, aunque, después de semanas de continuos incrementos, por fin, registró un leve descenso respecto al nivel de la jornada anterior, cuando marcó 1.467 positivos cada 100.000 casos. Le siguieron Castilla-La Mancha (1.158), Castilla y León (1.215), Comunidad Valenciana (1.245), Murcia (1.333) y La Rioja (1.208).

Con estas cifras el empeoramiento fue casi generalizado en todos los índices. Hubo récords desde el inicio de la pandemia y se pulverizaron este viernes marcas de esta tercera ola. 27.462 personas ingresadas a día de hoy en los hospitales del país aquejadas de coronavirus o el porcentaje de ocupación de camas en planta (un 21%) y el de UCI (un 37%) en máximos desde que la covid llegó a España.

España bate todos sus récords de mortalidad con 1. 441 fallecidos en una semana
Comentarios