lunes 1/3/21

España se cierra a Reino Unido salvo para los españoles

Schengen mantiene abiertas las fronteras. En una estrategia opuesta a la del principio de la pandemia, los veintisiete acordaron ayer no cerrar.
Pasajeros a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid antes de conocerse que el Gobierno cierra vuelos con Reino Unido. FERNANDO VILLAR

Representantes de los Estados miembros se reunieron ayer de urgencia en Bruselas para analizar la nueva situación y del encuentro surgió un «apoyo a una reacción rápida» y «coordinada» respecto a las conexiones con el Reino Unido, informaron fuentes europeas. Y al mismo tiempo, se destacó la «importancia de mantener abiertas las fronteras dentro del espacio Schengen (acuerdo para suprimir los espacios fronterizos entre 26 países europeos)», «dada la experiencia del principio de la pandemia», cuando en marzo pasado uno tras otro los países europeos fueron cerrando sus fronteras, subrayaron las citadas fuentes. La decisión, a las puertas de la Navidad, contrasta con las escenas vividas la pasada primavera, cuando el cierre de las fronteras interiores de la zona Schengen provocó enormes colas de transportistas y el retraso en la entrega de mercancías. La diferencia es destacable, también, si se tiene en cuenta que varios Estados miembros como Países Bajos, Bélgica e Italia han anunciado que han detectado en su territorio infecciones de la nueva cepa, más infecciosa, del covid-19.

Los Veintisiete pidieron este lunes a la Comisión Europea que coordine las medidas que deben tomar respecto a las conexiones con el Reino Unido, ante la variante del virus, que según informa el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), se propaga hasta un 70 % más rápido que la cepa inicial del coronavirus.

No obstante, son ya una veintena de países los que han apostado por suspender o limitar los vuelos procedentes del Reino Unido. Los primeros en tomar la decisión el domingo fueron Países Bajos, Bélgica, Alemania, Italia, Austria y Francia, país que también ha suspendido el paso en ferry a los camiones de mercancías. A ellos, se sumaron ayer España y Portugal, que en una decisión conjunta acordaron prohibir, a partir de hoy, la entrada de los ciudadanos provenientes del Reino Unido, salvo que se trate de nacionales o de residentes en alguno de estos dos países.

En el caso de España, se reforzarán también los controles en el paso fronterizo con Gibraltar, donde el Gobierno del Reino Unido señaló que también se ha encontrado la variante del SARS-Cov-2, indicaron fuentes del Palacio de la Moncloa.

Cepa en Gibraltar

Gibraltar detectó en noviembre la nueva variante. Según señaló el ministro principal de la Roca, Fabián Picardo, ante el Parlamento, se trató de un único paciente, aunque las autoridades sanitarias «dieron por cerrado ese vector» o foco, y «no está claro» si otros focos de esta nueva cepa están en estos momentos presentes en el Peñón «o en el resto de Europa», añadió.

El Reino Unido entró ayer en un creciente aislamiento por temor a la nueva cepa del coronavirus, con numerosos países en Europa y en todo el mundo que suspendieron sus vuelos con Londres y cerraron a los británicos sus fronteras.

Francia fue de los primeros países en cerrar sus conexiones con el Reino Unido, pero poco después lo hacían Alemania, Italia, Bélgica, Rusia, Suiza, Irlanda, Polonia y los Paises Bálticos, y a media tarde se sumaban España y Portugal.

Con todo, el aislamiento por tierra de Inglaterra, Escocia y Gales o el cierre a los aviones del Reino Unido no ha podido impedir que la nueva cepa se extienda, al menos por ahora a Dinamarca, Australia o Gibraltar, colonia británica en territorio español en donde al menos se ha detectado un caso.

Otra mutación en Sudáfrica

Para complicar la situación, Sudáfrica ha comunicado que ha detectado también una nueva variante del coronavirus, diferente a la que contagia la enfermedad en el sur del Reino Unido. De nuevo numerosos países, como Alemania, Suiza, Turquía, Israel o Arabia Saudí han suspendido también vuelos a Sudáfrica.

El Gobierno británico comunicó ayer 33.364 nuevos contagios de coronavirus en veinticuatro horas. Los nuevos datos indican que las infecciones se han disparado un 54,8 % en los últimos siete días, lo que corroboraría la idea extendida de que la nueva variante se transmite supuestamente con mayor facilidad.

En América, Argentina, Chile, Perú y Colombia han sido los primeros países latinoamericanos que han suspendido las rutas aéreas con el Reino Unido, dentro de los casi 30 países que han adoptado medidas al respecto. Con todo, ni Brasil ni México, los países más poblados de la región y más atacados por la covid-19, han tomado ningún paso al respecto, aunque lo estudian. Canadá ha suspendido por 72 horas la llegada de vuelos procedentes de la antigua metrópoli.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo ayer que no hay ninguna evidencia de que la nueva cepa o variante del coronavirus identificada en el Reino Unido cause una infección más grave o afecte a la eficacia de los test de diagnóstico y vacunas disponibles.

Los casos detectados de coronavirus en todo el mundo llegaron ayer a 75,4 millones, con 1,6 millones de muertes, después de que el domingo día 20 se alcanzara una cifra récord de contagios diarios en el planeta (808.000) y el sábado 19 se notificara el máximo número de muertes en una jornada, 13.300.

España se cierra a Reino Unido salvo para los españoles
Comentarios