sábado 28/5/22

España se despide del último icono del covid, pero con excepciones

Serán los responsables de prevención de riesgos laborales de las empresas los que decidan su uso y en los colegios, sólo la llevarán las personas vulnerables

A partir de hoy, España se desprenderá de la mascarilla en la mayoría de los interiores tras casi dos años de uso obligatorio, de forma que se mantendrá en los centros sanitarios, residencias y todo tipo de transportes y pasará a ser recomendable en eventos multitudinarios, aglomeraciones y personas vulnerables.

El Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto que modifica la norma del 20 de mayo de 2020 por la que los ciudadanos tuvieron que empezar a usar, a partir del día siguiente, el cubrebocas en todos los espacios públicos además de en los transportes, en los que ya era obligatorio desde el día 4 de ese mes.

España se une a la larga lista de países que ya se han despojado del que se ha convertido en «uno de los elementos más simbólicos de la pandemia», como Francia, Alemania, Bélgica, Reino Unido o Países Bajos, entre otros. Mientras, algunos como Italia, Portugal o Grecia han optado por esperar algo más.

Comunidades autónomas como Canarias, Castilla-La Mancha, Navarra, Baleares, País Vasco o Castilla y León van a esperar a conocer los detalles del Real Decreto (RD) en el que se matizará el fin del uso obligatorio de las mascarillas en interiores antes de retirarlas de las escuelas.

La protección dejará de ser obligatoria en eventos deportivos y conciertos, pero las empresas tendrán la última palabra en los centros de trabajo. Los departamentos de salud laboral deberán realizar una evaluación de riesgos del puesto de trabajo que «permitirá tomar una decisión sobre las medidas preventivas adecuadas que deben implantarse, incluido el posible uso de mascarillas», explica el Ministerio de Sanidad. Hasta ahora, los técnicos del Consejo Interterritorial recomendaban seguir usando la mascarilla en los trabajos si no se podía mantener una distancia de 1,5 metros entre compañeros.

En los colegios, recomendada sólo para los profesores vulnerables. Como con el resto de la población general, la ministra pidió que se proteja a los más vulnerables y recomendó a los profesores que se encuentran en este colectivo que hagan un «uso responsable» de la mascarilla.

España se despide del último icono del covid, pero con excepciones
Comentarios