domingo. 14.08.2022
Nuestro paíse baja cinco puestos en la tabla, del 10º al 15º, que se refiere al nivel de igualdad social

España se mantiene en el puesto 21 en índice de desarrollo humano

Nuestro país se mantiene en el puesto número 21 en la relación de países con mayor Índice de Desarrollo Humano (IDH), según el informe anual
El adelanto de estos países se hace a costa de Australia y Estados Unidos, que retroceden posiciones. El documento clasifica a 173 países en función de una media compuesta por indicadores como la esperanza de vida, el gasto educativo y los ingresos por persona. En cuanto a la igualdad sexual, medida por la participación de la mujer en la adopción de decisiones económicas y políticas, España se coloca en el 15º lugar. Las españolas se encuentran en una situación más ventajosa que las italianas (en el puesto 31) o que las japonesas (32), pero por detrás de noruegas, islandesas y suecas, que lideran, por este orden, la relación. Con muy buena esperanza de vida y magníficas tasas de escolarización, las españolas están mal remuneradas por el trabajo que desempeñan. Las mujeres españolas tienen más probabilidades al nacer de sobrevivir hasta los 65 años (91,4%) que los hombres (79,8%). Uno de los puntos negros del informe para España lo representa la desigualdad determinada por los ingresos y el consumo, aunque los datos se remontan a 1990. Las diferencias entre el 20% de la población más rica y el 20% de la población más pobre es del 5,4%, en contraste con el 3,4% de Japón o el 3,7% de Noruega. El 20% de los españoles más ricos participa en un 44,2% del conjunto de ingresos y gastos de consumo. Con todo, España está en una situación mucho mejor que Estados Unidos, donde la desigualdad económica es más acusada. Reparto desigual Que se haya acrecentado la desigualdad económica no significa que España se haya empobrecido, sino que el reparto del crecimiento económico ha beneficiado a los más pudientes. Se trata de una tendencia que no es exclusiva de los españoles, sino que está muy extendida en el mundo. En una década, los españoles han aumentado las importaciones de bienes y servicios de un 20% a un 30% con relación al PIB, mientras que las exportaciones han evolucionado en el mismo periodo de un 16% a un 30%. Sin embargo, a lo largo de diez años el crecimiento de las ventas al exterior de productos de alta tecnología ha sido muy poco significativo, de un 6% a un 8%.

España se mantiene en el puesto 21 en índice de desarrollo humano
Comentarios