lunes. 04.07.2022

El conavirus en España el pasado año provocó el segundo mayor bajón de esperanza de vida en la OCDE solo por detrás de Estados Unidos, lo que le hizo pasar de la tercera a la octava posición.

La esperanza de vida en España en 2020 se redujo en 1,5 años y quedó en 82,4 años, de forma que se situaron por delante no solo Japón y Suiza, que ya lo estaban en 2019, sino también Noruega, Islandia, Israel, Suecia e Italia.

En su informe sobre sanidad publicado este martes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala que únicamente Estados Unidos registró una caída todavía más pronunciada, de 1,6 años. Ese país se quedó en un nivel más de un año por debajo del que tenía en 2010.

España, igual que otros países donde hubo retrocesos significativos en 2020 como Polonia (perdió 1,3 años), Italia (1,2) o Bélgica (1,2), ha vuelto a las cifras que tenían una década antes.

En la práctica, de los miembros de la OCDE para los que hay cifras disponibles, los únicos que escaparon al descenso de la esperanza de vida fueron Costa Rica, Japón, Noruega, Dinamarca, Finlandia y Letonia. Federico Guanais, uno de los autores del informe, puntualiza a Efe que el fuerte impacto negativo en la esperanza de vida en España en 2020 se debe a la muy elevada mortalidad durante la primera ola, en la primavera de ese año. La situación después —añade Guanais— ha sido muy diferente, sobre todo a partir del verano de 2021, ya que España se ha convertido en el tercer país con la tasa de cobertura de vacunación más elevada, después de Portugal e Islandia. En concreto, un 79,8 % de la población tenía completada la pauta de vacunación a fecha del 1 de noviembre, frente al 65 % de media en la OCDE.

Si se examina la evolución de toda la mortalidad, y no solo la atribuida a la covid en España ha crecido un 13,5 % entre 2020.

España sufrió en 2020 la segunda mayor caída en esperanza de vida
Comentarios