lunes. 08.08.2022

Teresa Fernández es una de las mujeres que tenía previsto acoger a uno de los menores saharauis del programa Vacaciones en Paz en su casa en La Robla. Según explicó a Diario de León en la tensa mañana de espera, para ella es la primera vez en un programa así, y cuenta que accedió a él gracias a información que vio en internet, tras haber intentado sin éxito acoger a niños de Ucrania en años anteriores. La mujer, que esperó en vano a la puerta del chalé municipal de la calle Padre Isla la llegada de la niña que esperaba ayer por la mañana, cuenta sobre la gestión de la acogida que lleva «en vilo» desde comienzos de julio, cuando se esperaba en un primer momento que llegasen los niños. «Llevamos casi un mes sin saber nada, no había forma de conocer cuándo iban a llegar», lamenta. En el escaso mes y medio que le queda, Teresa Fernández cuenta que le gustaría aprovechar el tiempo para que disfrute lo máximo posible «la llevaré un día a ver el mar, a la piscina... Que juegue, cualquier cosa para que se divierta».

«Estamos en vilo»
Comentarios