domingo 24/10/21

"Estamos muy cerca de la orilla" del fin de la pandemia, pero hay que "seguir nadando"

Los ingresados en planta tienen una media de 67 años
casado
Igea y Casado, en la rueda de prensa. NACHO GALLEGO

Valladolid, 12 abr (EFE).- La cuarta ola de la covid avanza en Castilla y León tras Semana Santa a ritmo mucho más lento que en la tercera tras la Navidad, con una campaña de vacunación que ya tiene efecto y que anticipa el "principio del final de la pandemia", lo que obliga a no bajar la guardia ya que se está "muy cerca de la orilla", pero hay que seguir nadando y "no ahogarse".

Así lo ha planteado este lunes el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno extraordinario que ha decidido más restricciones en los municipios con mayor incidencia, otros nueve, incluida la capital salmantina, que se suman a los 21 que llevan con el cierre de la hostelería interior desde hace una semana.

Tanto Igea como la consejera de Sanidad, Verónica Casado, han incidido este lunes en ese mejor comportamiento de la cuarta ola respecto a la tercera, que tuvo un crecimiento abrupto con una incidencia que se multiplicó por doce en cuatro semanas, lo que no está sucediendo ahora cuando hay "un crecimiento muy lento y no tantas hospitalizaciones".

LOS INGRESADOS COVID EN PLANTA TIENEN DE MEDIA 67 AÑOS Y 65,5 EN LAS UCIS

La media de edad de los 357 enfermos covid que hay en planta este lunes en Castilla y León es de 67 años, y están de media once días, y de 65,5 años la de los 138 que hay en las ucis, donde están de media 33 días, según ha detallado este lunes la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

Los pacientes en las ucis tienen entre los 24 y 83 años, con seis que tienen menos de cincuenta años, y una tercera parte de los críticos llevan más de 40 días.

Por ello la prioridad y el esfuerzo de la Comunidad es vacunar cuanto antes a los mayores de 60 años, ha defendido Casado, que ha valorado el ritmo de vacunación den la Comunidad, con uno de cada cinco habitantes ya vacunados con una dosis y el 9,7 con la dos, y la previsión de Igea, si llegan las vacunas necesarias, de en 50 días tener al menos al 70 por ciento de la población con una dosis puesta.

"No estamos en el final, estamos solamente en el principio del final","muy cerca de la orilla, a punto de llegar, pero hay que intentar no ahogarnos", ha defendido el vicecepresidente de la Junta para quien hay que seguir nadando, con las medidas individuales de protección, las colectivas y la vacunación.

Hay que seguir con las "medidas restrictivas, cada vez menores y para menos sectores", sin "bajar la guardia".

LA INCIDENCIA A DOS SEMANAS SE ACERCA A LOS 200 CASOS POR 100.000

Este lunes, Castilla y León tiene una incidencia acumulada por 100.000 habitantes a dos semanas de 194,37, con 107,9 a una semana, y a 14 días, un indicador que está en nivel muy alto en Segovia, Burgos y Soria, con 357, 337 y 271; alto en Palencia, Valladolid y Salamanca, con 246, 160 y 157, respectivamente; y medio en León, Zamora y Ávila con 123, 86 y 73.

La incidencia está subiendo en todas las provincias, ha apuntado Igea, con una relación entre el dato a una semana y el a dos que supera el 0,5 en todas las provincias salvo en Palencia y Segovia con 0,47; con un 0,71 en Zamora, y el 0,64 en Salamanca, lo que indica que en una semana los casos actuales a 7 días se van más que a duplicar.

Este lunes, Castilla y León ha anotado 195 casos de covid, frente a los 207 del domingo, con cinco decesos en los hospitales, los mismos que los comunicados ayer, ninguno en las residencias de mayores de la Comunidad.

En los municipios que tengan una incidencia mayor pero que por ser menores de 5.000 habitantes no entren en el grupo para los que se adoptan medidas más restrictivas, se pondrán en marcha cribados masivos localizados con el fin de controlar los contagios

"Estamos muy cerca de la orilla" del fin de la pandemia, pero hay que "seguir nadando"
Comentarios