miércoles. 10.08.2022

Europa atiende la salud mental de los menores

El Parlamento Europeo aprueba un informe para paliar las secuelas psicológicas por la pandemia del coronavirus
                      Vacunación de menores contra el covid en León en enero de 2022. MARCIANO PÉREZ
Vacunación de menores contra el covid en León en enero de 2022. MARCIANO PÉREZ

La Comisión de Cultura y Educación del Parlamento Europeo (PE) solicitó ayer que se implanten urgentemente medidas para abordar las consecuencias duraderas para la  salud  mental  de los menores que hayan sido provocadas por el confinamiento de la covid-19 y que se aumente la financiación de la  salud  mental  en la educación.

La pandemia del covid y las consecuencias derivadas de ella, como cierres de centros escolares, de ocio o deporte y el propio confinamiento domiciliario dejó una fuerte marca entre los más jóvenes, especialmente los menores, que vieron su vida cambiada radicalmente en un momento en el que aún estaban desarrollándose y formando sus vínculos a nivel social. Por ello, tras más de dos años desde el inicio de la pandemia, ha quedado de manifiesto que este colectivo ha sufrido consecuencias en su salud mental que requieren de un tratamiento específico. Para atajar esta realidad, los eurodiputados aprobaron un informe por 25 votos a favor, 1 en contra y 3 abstenciones en el que se ponía de manifiesto que esta situación merecía medidas urgentes para atender los posibles efectos duraderos que puedan haberse dado en la salud mental de los menores. «La actual pandemia de coronavirus ha dejado profundas cicatrices en la psique de niños y jóvenes. Ya estamos viendo un aumento masivo de los problemas de  salud  mental, pero esto es sólo la punta del iceberg», dijo el ponente del informe, el eurodiputado Hannes Heide.

Ese mismo documento también insta a aumentar el gasto público de los Estados miembro en educación y formación, hasta superar la media de la UE (5,00 % del PIB en 2020), y a invertir en una mejora de los servicios de salud  mental.

La comisión aprovechó también para hacer un llamamiento para sensibilizar sobre este tema al alumnado y promover un mayor conocimiento sobre  salud  mental  entre el personal educativo, encargado de detectar y poner solución a los problemas que puedan detectarse entre el alumnado. El eurodiputado también señaló que «debemos ampliar masivamente el apoyo psicológico en la vida escolar cotidiana. Sólo así podremos crear un entorno de aprendizaje inclusivo, creativo, dinámico y saludable desde la primera infancia y reducir el riesgo de enfermedades psicofisiológicas en la edad adulta».

Además, el eurodiputado Heide quiso señalar que con estas medidas pretendían unificar el acceso a los servicios de salud mental para evitar desigualdades de cualquier tipo. ««Debemos financiar adecuadamente nuestras instituciones educativas y los programas de intercambio de la UE, y organizarlos por fin de manera que todos los niños y jóvenes se beneficien, independientemente de su origen, de los ingresos de sus padres o de su sexo. Tenemos que completar el Espacio Europeo de la Educación para 2025», pidió.

Durante el debate, se señalaron las «diferencias importantes» entre los países miembros de la UE en cuanto al acceso a la  salud  mental  y las limitaciones que existen en algunos Estados para el reembolso de las facturas médicas.

Según datos recientes, el 64% de los jóvenes de entre 18 y 34 años estaba en riesgo de depresión en la primavera de 2021 y, según Unicef el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes. 

Europa atiende la salud mental de los menores
Comentarios