viernes. 27.01.2023
Fotografía de archivo de la sonda espacial Rosetta
La Agencia Espacial Europea (ESA) descartó ayer lanzar la sonda Rosetta al cometa Wirtanen, como estaba previsto, y se dio un plazo de entre uno y dos años y medio para elegir otro cometa en el que deberá aterrizar. Los nuevos objetivos barajados son Churyumow-Gerasimenko, Howell, Finlay, Wild2 y Dwassewann-Wachmann2, precisó el responsable científico de la misión, Gerhard Schwehm. El lanzamiento de la sonda Rosetta estaba previsto para el pasado día 12, pero se retrasó a raíz del fracaso del vuelo inaugural un mes antes del nuevo cohete Ariane 5 con capacidad para transportar hasta 10 toneladas. Pese a que el lanzamiento de Rosetta estaba previsto desde un principio en un «Ariane-5 genérico plus», es decir, el modelo estándar del cohete europeo «con algunas mejoras» y no en la nueva versión, el consorcio Arianespace ha tenido «la valentía, la transparencia y la franqueza» de suspender todos los lanzamientos para analizar el sistema, ya que «existen algunas dudas», dijo el director del programa científico de la ESA, David Southwood. En la elección del nuevo cometa que Rosetta tendrá que alcanzar, acompañar en su trayecto alrededor del sol y finalmente aterrizar en su núcleo duro, se van a tener en cuenta tres criterios de tipo científico, los riesgos técnicos y los recursos financieros. Desde el punto de vista científico, el cometa elegido tendrá que tener una vida de cinco a seis años y medio, un núcleo de entre cuatro a cinco kilómetros, así como «mucho gas y polvo», condiciones para sacar el máximo rendimiento a la «compleja carga útil científica».

Europa busca un nuevo cometa para la sonda Rosetta, tras excluirse Wirtanen
Comentarios