sábado 23/10/21
Medio Ambiente

Europa declara la emergencia climática

Toque de atención de los gobernantes a cuatro días de la cumbre en Madrid

España organiza más de 80 actividades

Los ministros en funciones Teresa Ribera y Josep Borrell, ayer en rueda de prensa. david fernádez

429 votos a favor, 225 en contra y 19 abstenciones. Esos son los registros que sustentan la declaración de emergencia climática y medioambiental que este jueves alumbró el Parlamento Europeo. Se trata de un toque de atención a los gobernantes —de efecto simbólico más que práctico a medio plazo—, que llega a cuatro días de la cumbre del clima de Naciones Unidas (arranca el lunes en Madrid y se celebrará hasta el 13 de diciembre). Y que convierte a Europa en el primer continente que enciende la luz de alarma global y exige la adopción de medidas urgentes para alcanzar un escenario neutro en emisiones contaminantes que ponga fin al calentamiento global.

 

«El hecho de que Europa se haya convertido en el primer gran territorio que declara la situación de emergencia es un fuerte mensaje a los ciudadanos y al mundo entero», se ha felicitado Pascal Canfin, el eurodiputado francés, integrado en las filas del grupo liberal Renovar Europa, que ha impulsado la iniciativa. Hasta el momento 1.195 entidades y gobiernos locales en 25 países (un total de 454 millones de ciudadanos) han declarado esa situación de emergencia. Y entre ellas, varios parlamentos como los de Escocia, Canadá, Francia, Portugal o Argentina, entre otros).

 

Quedan apenas cuatro días para que comience la cumbre del clima en Madrid. La cita reunirá a los casi 200 países que en 2015 se comprometieron en París a luchar de forma coordinada contra el calentamiento, para debatir sobre las emergencias actuales, así como sobre las medidas que deben emprender los países para afrontarlas. Con excepción de Estados Unidos, que acaba de confirmar su salida bajo la presidencia de Donald Trump. Ayer, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, adelantó algunos detalles de la reunión durante un desayuno informativo que mantuvo en Nueva Economía Forum, acompañada de su homónima chilena, Carolina Schmidt, entre otros, dijo que la reunión espera la presencia de algo más de 50 autoridades internacionales, entre jefes de Estado o de Gobierno, ministros y otras de diferentes organizaciones.

El presidente de Chile, país que ostenta la presidencia de la cumbre, no asistirá a Madrid la próxima semana. «Está centrado en resolver la urgencia de la crisis política y social que atraviesa el país latinoamericano», le excusó Schmidt.

Más allá de las presencias de perfil más político o técnico, la ministra española quiso subrayar la importancia de la COP25, que finalmente tendrá un presupuesto de 50 millones, 10 menos de lo previsto. «El éxito de esta conferencia sería recuperar esa expresión pública de compromiso», valoró. En cuanto al clima que se vivirá en las próximas dos semanas en Madrid, la ministra dijo confiar en que las acciones de protesta convocadas serán exigentes, pero sobre todo «constructivas». Espera, dijo, que se desarrollen de forma «pacífica». La manifestación, previsiblemente, de mayor importancia será la que ha sido convocada el viernes día 6 por la plataforma Fridays For Future, a partir de las seis de la tarde.

Europa declara la emergencia climática