lunes. 05.12.2022

«Es demasiado pronto para tratar ómicron como una gripe», aseguró el jefe de expertos de la gestión de la pandemia de covid-19 del Centro de Control de Enfermedades de China, Liang Wannian, durante una entrevista con la televisión estatal CCTV de la que se hacen eco ayer medios locales.

Liang explicó que la proporción de pacientes con síntomas graves está disminuyendo, pero «la rápida transmisión de la variante ómicron puede provocar en un corto período de tiempo un alto número de contagios», lo que causaría que «los números absolutos de muertes y cuadros graves también fuesen altos».

En opinión del experto, que el trabajo de prevención en China «haya sido bueno» y que se haya extendido «el malentendido» de que la pandemia ya ha acabado han hecho que algunos gobiernos locales y algunas personas «relajen sus esfuerzos en la lucha contra la covid».

Liang aseveró que «no es el momento adecuado» para abandonar la actual estrategia de control pandémico, dado que renunciar a ella convertiría en «inútiles» los logros alcanzados durante los dos últimos años. China sigue aplicando la llamada «política de cero covid dinámico», basada en el cierre prácticamente total de fronteras, el aislamiento de todos los contagiados y sus contactos cercanos y las restricciones de movimientos y pruebas masivas PCR allá donde se detecta algún caso.

Esta estrategia, según Liang, «ha demostrado ser efectiva» a la hora de «proteger las vidas de la gente» y, además, ha conseguido «encontrar un equilibrio entre la prevención pandémica y el desarrollo económico». «La pandemia está lejos de terminar», advirtió el experto, que puso como ejemplo los recientes rebrotes sufridos por el país asiático en la mayoría de sus provincias, siendo especialmente grave el registrado en la región nororiental de Jilin, el de mayor envergadura desde el primero en Wuhan.

Un experto chino no ve adecuado gripalizar la ómicron en este momento
Comentarios