domingo 22/5/22
El fallecido recibió la libertad condicional anticipada porque «quería morir en libertad»

Fallece El Vaquilla, el mítico delincuente de los años ochenta

Juan José Moreno Cuenca murió victima de una cirrosis en un hospital de Badalona
Juan José Moreno Cuenca, el Vaquilla, falleció ayer a los 42 años
Juan José Moreno Cuenca, El Vaquilla, uno de los últimos mitos de la delincuencia común española, falleció ayer a los 42 años de edad, tras pasar más de media vida entre rejas, aunque viendo cumplida su última voluntad de «morir en libertad». Como apuntó el escritor Manuel Vázquez Montalbán, también fallecido recientemente, El Vaquilla, apodo que se ganó por su espíritu rebelde e inquieto, fue «víctima de su propio destino», porque no supo, no quiso o no pudo aprovechar las pocas ocasiones que se le presentaron en la vida para rehabilitarse, ya que pasó entre rejas casi 28 de sus 42 años. Su amigo el periodista Josep María Huertas, que coincidió con El Vaquilla en la prisión Modelo de Barcelona en los años de la transición española, recordó ayer que Juan José Moreno «fue víctima del sistema, como los presos pobres, porque sus delitos eran de poca monta». Aún el miércoles, cuando intuía que le quedaban pocas horas de vida, tuvo oportunidad de lamentarse ante su abogada de su destino en la vida y de las «injusticias» que, según él, padeció en la cárcel. Una salud muy deteriorada La salud de Juan José Moreno, uno de los últimos delincuentes de su generación que aún vivía, tras la temprana muerte de otros colegas como El Torete, había entrado en franco deterioro hace un mes cuando estaba en la prisión de Quatre Camins, donde cumplía aún una condena de 30 años, aunque hubiera conseguido la libertad condicional en el 2007. Tras un mes de padecimientos, El Vaquilla falleció ayer en el Hospital de Can Ruti de Badalona aquejado de hepatitis, anemia, insuficiencia renal y una irreversible cirrosis hepática, además de ser portador de anticuerpos del sida. El Hospital atribuyó la muerte de El Vaquilla, a un fallo multiorgánico causado por la «grave insuficiencia hepática que padecía desde su ingreso en el centro hospitalario». En declaraciones, el portavoz del hospital, Jordi Morató, señaló que la enfermedad de base de El Vaquilla se complicó con otras secundarias. «Cuando ingresó en el centro hospitalario el 17 de diciembre ya estaba en fase terminal, por lo que recibía tratamiento paliativo», según indicó Morató. Este cuadro de enfermedades era producto del abuso de drogas y fármacos durante muchos años, aunque hacía unos ocho que había dejado los estupefacientes y siguió un programa de desintoxicación con metadona. Hace unos días comentó a sus allegados, en especial a su actual compañera, la italiana Elisabeta Fiarelli, que su última voluntad era «morir en libertad», lo que consiguió el pasado 11 de diciembre al recibir la libertad condicional anticipada por su precario estado de salud. El cuerpo sin vida de Juan José Moreno fue trasladado a la funeraria de Gerona y hoy, en la parroquia de Vilaroja, tendrá lugar la misa de funeral, ya que en la capital gerundense vive su acompañera sentimental, su madre y algunos de sus hermanos, asi como otros miembros de la familia.

Fallece El Vaquilla, el mítico delincuente de los años ochenta
Comentarios