lunes 6/12/21

Antes de la pandemia, un total de 5.683 personas dependientes de la provincia de León estaban atendidas en sus hogares por las familias con una prestación reconocida. Un año después, la atención de familiares en el ámbito familiar ha aumentado hasta 5.951, según los datos de Dependencia de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades.

Este aumento de un 5% más de dependientes —260— al cuidado de sus familiares en la provincia se relaciona con el miedo al virus. De hecho, mientras la cifra de personas cuidadas en el entorno familiar aumenta, disminuye la de la de dependientes que son atendidas con prestaciones.

En la provincia se ha pasado de 19.262 personas con prestaciones reconocidas por servicios de atención a la dependencia en febrero de 2020 a las 19.046 de marzo de 2021. Un descenso que choca con la tendencia al alza de años anteriores. Por ejemplo, en febrero de 2019 había 17.999 personas con prestaciones reconocidas en León y 3.898 en la capital leonesa y solo un año después había 19.262 en la provincia y 4.272 en la capital. En marzo de 2021, las personas con prestaciones reconocidas en León bajaron ligeramente, a 4.223, según los datos de Atención a la Dependencia de la Junta de Castilla y León.

Antes de la pandemia el porcentaje de personas atendidas en sus casas por familiares a cambio de una prestación suponían el 22,78%% de todas las prestaciones, mientras que en marzo de 2021 ascienden al 23,81%.

Por el contrario, las personas atendidas con prestaciones de servicios suponían el 77,22% en febrero de 2020 y han bajado al 76,19% siendo las residencias, los centros de día, el servicio de ayuda a domicilio y la prevención y promoción de la autonomía personal las que más han notado la merma en este periodo con un claro auge de la prestación vinculada al servicio (del 30% al 33%) y un leve aumento de la teleasisencia y de la figura de la asistencia personal.

Las familias cargan con más cuidados en el año del covid
Comentarios