domingo. 25.09.2022

El arquitecto mexicano Bosco Gutiérrez Cortina, reconocido internacionalmente, permaneció nueve meses secuestrado en un zulo de dos metros cuadrados. Convirtió esta experiencia extrema en una «oportunidad» para

reorientar su vida y trabajar la voluntad. En su testimonio cuenta que fue el amor a

su familia, lo que le dio la fuerza necesaria, para no rendirse.

LA FE DE BOSCO GUTIÉRREZ EN UN ZULO
Comentarios