domingo. 29.01.2023
Un estudio de un grupo de científicos ha determinado que hasta el 10% de las estrellas en la Vía Láctea puede ofrecer las condiciones necesarias para formas complejas de vida, según un artículo de la revista Science distribuido ayer. El artículo, que se publicará en la edición de hoy de la revista, señala que el equipo encabezado por Charles Lineweaver, de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia), usó un modelo de evolución química de la galaxia dentro de la cual se encuentran el sistema solar y la Tierra. Ese modelo identificó una región de la galaxia en la cual las estrellas contienen suficientes elementos pesados como para formar planetas similares a la Tierra, están suficientemente lejos de catastróficas explosiones de estrellas supernova y han existido por lo menos durante 4.000 millones de años. «Esa antigüedad», explica el artículo, «es el tiempo que los científicos creen que se necesitó para la evolución de formas de vida complejas en la Tierra». «Identificamos una zona galáctica habitable en una región anular ubicada entre 7 y 9 kiloparsecs desde el centro de la galaxia, que se ensancha con el tiempo y la componen estrellas formadas hace entre 8.000 y 4.000 millones de años», indicó Lineweaver. Distancia El parsec es la unidad que usan los astrónomos para expresar las distancias entre estrellas y galaxias, y equivale a 3,26 años luz. Es decir que un kiloparsec equivale a 3.260 años luz. El artículo aclaró que este estudio no ha determinado que exista vida extraterrestre, sino que señala una región de la galaxia en la cual existen los requisitos para la existencia de formas de vida complejas. El Sol está a 8,5 kiloparsecs del centro de la Vía Láctea y la mayoría de los científicos le dan una edad de 4.600 a 5.000 millones de años. El concepto de «zona galáctica habitable» lo acuñó el astrónomo Guillermo González, autor del libro Planeta privilegiado quien la identificó como un estrecho anillo de estrellas en la región media de la Vía Láctea, que es precisamente donde se encuentra el Sistema Solar en el que está ubicada la Tierra, con sus forma de vida.

La franja de la Vía Láctea podría tener condiciones para una forma de vida compleja
Comentarios